¿Cómo ser más puntual?

Ser puntual es algo que se puede conseguir si tenemos un poco de práctica y ponemos en práctica algunos consejos fundamentales.

Hombre con reloj

La puntualidad es uno de los factores que más se agradece en las personas, diciendo mucho de su educación, pero también de la previsión que saben poner en todo lo que hacen en su vida. Esto no significa que alguien impuntual no sea digno de confianza, ni mucho menos, dado que pueden ser muchos factores los que nos lleven a que no seamos tan puntuales como nos gustaría. Por suerte, tenemos una serie de consejos que os vendrán muy bien para que podáis aumentar vuestra puntualidad y sorprender a todas las personas con las que hayáis concertado algún tipo de encuentro.

La mejor recomendación que podemos hacer es tener previsión y preparar todo lo que necesitemos para esa cita con horas de antelación. Si hemos quedado al día siguiente, a una hora temprana, es mucho mejor dejarlo todo listo antes de irnos a dormir. Esto no solo nos permitirá descansar mejor, porque estaremos más relajados, sino que nos permitirá tener líos y agobios al día siguiente. ¿Qué cosas podemos necesitar preparar? La ropa, los objetos que tengamos que llevarnos, la cartera y cualquier otro elemento que resulte fundamental.

Para ahorrar tiempo y no llegar tarde también es recomendable que tengas tus objetos fundamentales siempre a mano en un lugar cercano. Hablamos, por ejemplo, de las llaves de casa o de tu cartera. Una buena opción es dejarlo todo en una mesita o cómoda en la entrada de la casa. Así siempre lo tendrás que coger al irte y lo dejarás al llegar, no existiendo riesgo de que lo pierdas o no lo encuentres. El teléfono móvil también es algo que tenemos que tener localizado de forma constante para no perder tiempo buscándolo.

Otra buena idea a tener en cuenta es no entretenerte en cosas que no tengan que ser urgentes y, sobre todo, tener cierta capacidad de pronóstico para imaginar cuánto tardarás en llegar al lugar donde hayas quedado. Es decir, intenta hacer una previsión tirando a lo alto, porque nunca sabes si te vas a encontrar con algún obstáculo en el camino. Imagina que el metro o el autobús no vienen en el momento justo y que ya te retrasas o que por el camino te encuentras con un familiar que te da conversación.

Esto nos lleva a recomendar que si somos muy poco puntuales, como medida extrema, al menos hasta que nos acostumbremos, es bueno que tengamos en mente un margen de 15 minutos respecto a la hora que hayamos quedado. De esta forma no habrá manera de llegar tarde. Para más facilidad se recomienda cambiar la hora y adelantarla 15 minutos en el móvil o el reloj.

Foto: rabiem22

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...