¿Cómo se juega al dominó?

¿Quieres jugar al dominó pero no sabes cómo? Compartimos contigo una guía paso a paso para que lo consigas.

El dominó es uno de los juegos más jugados en el mundo entero. Originario de China, donde no se trata precisamente del juego más jugado en la actualidad, el dominó es una de esas propuestas a las que recurrir en cualquier día de lluvia. Uno de los aspectos más interesantes del dominó es que favorece las partidas rápidas, la agilidad mental y un sistema de juego en el cual todos los participantes tienen las mismas posibilidades de hacerse con la victoria.

En esta guía te enseñaremos cómo jugar al dominó para que domines el juego y, sobre todo, que lo puedas compartir con otras personas. Seguro que tus hijos disfrutan de este juego y así consigues compartir en familia momentos inolvidables.

¿Cuántas personas pueden jugar al dominó?

Las partidas están pensadas para entre 2 y 4 jugadores. Si hay más personas en el grupo y queremos no hacer dos zonas de juego, lo mejor es que hagamos parejas. De esa forma pueden participar hasta 8 personas. Y otra manera de jugar es que dos personas compartan sus puntos. No obstante, el dominó es un juego muy sencillo y rápido, por lo que no hay tanta necesidad como en otras propuestas en lo referente a compartir puntuación.

¿Cómo jugar al dominó paso a paso?

Presta atención a las instrucciones que te damos a continuación para que sepas cómo empezar a jugar y sacar el máximo partido de este divertido juego.

Paso 1. Prepara las fichas

Todas las fichas de dominó se tienen que colocar boca abajo sobre la mesa. Después de hacerlo, muévelas para revolverlas y que no pueda haber ninguna posibilidad de que el juego esté desequilibrado respecto a una partida anterior. Ahora, la persona que esté encargándose de la organización, tiene que repartir siete de las fichas a cada jugador.

Aunque hay quienes prefieren dejar que cada persona coja sus propias fichas, esto se puede convertir en una situación un poco caótica, sobre todo si hay niños de por medio. Además, también habría que revisar si todos los jugadores tienen la cantidad correcta de fichas, así que, al final, sería más trabajo. Otro aspecto básico que se tiene que llevar a cabo antes del inicio del juego es definir cuál será la cantidad de puntos a la que habrá que llegar para hacerse con la victoria definitiva ronda tras ronda. Ajustar las reglas antes del inicio de la partida evitará muchos dolores de cabeza.

Paso 2. Empieza la partida

¿Quién comienza la partida? Lo hace la persona que tenga la ficha de doble número más alta. El doble número seis es el que se hace con el derecho de comenzar, teniendo en cuenta que el doble blanco es la peor ficha y el jugador que quedará último en el inicio de la ronda.

Tras tirar la primera ficha el jugador que tenga el número doble más alto, cada jugador va poniendo sobre el tablero una de las fichas. Pero, eso sí, hay que tener en cuenta que solo se pueden colocar fichas en los extremos del dibujo de fichas de dominó que se esté haciendo. Y nunca puede haber discrepancia en cuanto a los números que se tocan en los extremos. Si uno de los lados tiene un 2, la ficha que conectará con ella también tendrá que tener un 2.

Paso 3. Robar ficha

Si un jugador no tiene ninguna ficha que encaje con los números que se le están solicitando, lo que puede hacer es robar ficha del montón de fichas sobrantes. ¿Solo roba una ficha? No, hay que robar hasta que se hayan acabado las fichas del montón u obtenido la ficha que le permita ponerla en el tablero. ¿Y si se agotan todas las fichas sobrantes? No hay ninguna solución que saltar el turno hacia el siguiente jugador.

Paso 4. Tirar dos fichas

¿Es posible tirar dos fichas de dominó en el mismo turno? Sí, es posible. Pero solo se puede hacer cuando se dé una circunstancia muy específica: que tengas un doble número en cada uno de los extremos. Es decir, conectas un 1-1 en el lado izquierdo y conectas un 3-3 en el lado derecho.

Paso 5. Final del juego

Hay dos formas en las que puede terminar la partida. La primera de ellas y más satisfactoria, al menos para quien gana, es cuando uno de los jugadores se ha quedado libre de fichas. Por ese motivo es tan malo llegar a robar fichas del montón de las sobrantes, en especial si tienes que robar varias para encontrar la que puedas colocar sobre la mesa.

La segunda de las maneras de finalizar la partida es cuando ya no hay piezas que permitan seguir jugando. No hay que olvidar que el dominó tiene 28 piezas, por lo que es bastante habitual que las partidas “se queden a medias”. En ese caso habrá que sumar puntos tal y como te explicamos luego.

Paso 6. Iniciar una nueva ronda

No hay que volver a buscar el doble más alto. El jugador que estuviera en el lado de la derecha de quien comenzara la primera vez será quien comience en esta siguiente ronda.

¿Cómo sumar los puntos en las rondas de dominó?

Ambos tipos de final de ronda derivan en un reparto de puntos. Si un jugador gana la ronda al quedarse sin fichas, lo que ocurre es que se suman las fichas restantes de sus rivales para convertirse en sus puntos. En el caso de que la ronda acabe debido a que no se puede continuar por falta de fichas, el jugador que gana es quien tenga una menor cantidad de puntos sumando sus fichas. Después de esto, se suman los puntos de las fichas y se suman a su puntuación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 2
Loading ... Loading ...