¿Cómo se decora un árbol de navidad?

Decorar el árbol de navidad es más fácil de lo que puedas creer, pero requiere una mínima cantidad de implicación a fin de conseguir el más bonito de todos.

La decoración del árbol de navidad

Decorar un árbol de navidad es más fácil de lo que podamos imaginar, pero quizá no se nos ocurre por dónde comenzar o qué elementos deberíamos colocar. Si hablamos de una decoración clásica, algo que es el ejemplo que vamos a tener en cuenta, hay que seguir una serie de indicaciones para no olvidarnos ninguna de las piezas importantes de la decoración navideña del árbol.

Lo más recomendable y que deberíamos hacer primero es colocar las luces alrededor del árbol, consiguiendo que den la vuelta a todas las ramas y que queden de una forma equilibrada entre los distintos ángulos de visión. Es importante que nos aseguremos de que nos guste el sitio y la forma con la que hayamos colocado las luces, dado que después, una vez pongamos lo demás, no deberíamos moverlas.

Después de las luces ponemos unas guirnaldas, que también, por su extensión, pueden recorrer parte del árbol. A continuación tendremos que sacar las cajas de adornos e ir colocándolos en el árbol. Es importante personalizar la cantidad de adornos en base a nuestro propio gusto. De todas maneras, hay adornos que resultan imprescindibles, como bolas de todo tipo de colores y estilos. También podéis poner colgantes en forma de regalitos, de estrellas, zapatos, papás noeles, renos, ositos navideños, lazos o muchas otras cosas que destilen espíritu navideño por doquier.

En lo más alto del árbol, en su punta, pondremos la estrella de navidad, y se recomienda que sea de un tamaño especialmente elevado, para que se vea bien y que quede más bonita. Antes de saltar al último paso es muy recomendable que hagamos un apagado de las luces centrales de la habitación y que enchufemos las luces del árbol para ver cómo queda todo una vez colocados los adornos. Si nos parece que faltan adornos, podemos poner más unidades. En este sentido es bueno no dejar lados vacíos, ni tampoco no poner en la parte inferior de las ramas, sino que los adornos deberían estar repartidos por todo el árbol.

Y ahora sí, cuando ya lo tengamos todo claro cogeremos un poco de nieve artificial, que se puede obtener fácilmente y la tiraremos por encima del árbol o en distintos ángulos, para que parezca que ha llegado a nevar sobre nuestro árbol de navidad. Si queremos poner algún tipo de protector para el suelo, que se coloca alrededor del árbol, os puede evitar ahorrar en el uso de la escoba, pero tampoco es algo tan determinante.

Foto: scott feldstein

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...