¿Cómo reparar un generador de ozono?

Si tenéis un generador de ozono es importante que tengáis pleno conocimiento de esta máquina, sobre todo para reparar posibles averías.

Los ozonizadores son máquinas que realizan un trabajo muy exigente y que se ocupan de que nuestro entorno está más limpio. Pero debido a este gran nivel de exigencia que tiene la acción que llevan a cabo es normal que debamos tener bien cuidada la máquina y asegurarnos de que realizamos trabajos de mantenimiento y reparación de manera periódica. Estas revisiones ayudarán a que las máquinas continúen funcionando tal y como lo hacían cuando las compramos.

El mantenimiento de los generadores de ozono (Ozonizadores)

Debemos tener en cuenta, como primer aspecto importante, que cuando planteamos un trabajo de mantenimiento en un generador de ozono es con dos posibles objetivos. El primero de ellos es el preventivo, el cual se ocupará de que la máquina funcione de manera correcta y que no se llegue a encontrar con ningún tipo de inconveniente. El segundo es el correctivo, con el que llevamos a cabo ajustes y pequeñas reparaciones que aseguran que el generador de ozono funciona de una manera correcta de nuevo.

Este mantenimiento tiene que ser periódico, evitando así que se produzcan averías que puedan llevar a que el nivel de inversión que debamos realizar sea más elevado. En este sentido siempre hay que recordar que el coste de una reparación va a ser sensiblemente superior al de una revisión periódica, así que nunca nos debemos olvidar de hacerlas.

Tener el generador de ozono en buen estado será lo único que asegurará al máximo que el nivel de rendimiento de la máquina sea la adecuada. Al asegurarnos de esto estaremos mejorando la calidad del ambiente y de nuestro entorno, respirando mejor y disfrutando de unas sensaciones más agradables. Además, conseguiremos alargar la vida del ozonizador y que así la inversión que hayamos hecho en el mismo nos compense más gracias a que no se producirá ningún tipo de oxidación en el mismo.

Características del mantenimiento de un generador de ozono

  • Mantenimiento periódico: El proceso tiene que ser frecuente para asegurarnos del buen rendimiento de la máquina. Se recomienda que nos aseguremos del buen funcionamiento del ozonizador entre 2 y 3 veces a lo largo del año.
  • Revisión de la instalación: Hay que comprobar que todo sigue en buenas condiciones y que no se ha producido ningún tipo de avería o modificación en la instalación.
  • Nivel de calidad de aire y flujo de la expulsión: Todo mantenimiento se caracteriza por realizar una serie de pruebas y análisis que se aseguren de que tanto el flujo de expulsión de ozono como la calidad del aire son las adecuadas. Así se puede saber si existe algún tipo de avería.
  • Calibración del ozonizador: Los técnicos hacen ajustes para que el nivel de acción del generador de ozono sea el de mayor eficacia.
  • Revisión de posibles problemas de rendimiento: Uno de los aspectos en los que más interés depositan los expertos que se dedican al mantenimiento es a asegurarse de que no hay problemas de rendimiento. Estos pueden incluir fugas de ozono o incluso expulsiones que se encuentren por encima de la media en términos de cantidad y volumen. El motivo de ello es que estas pérdidas podrían tener un efecto muy negativo en el rendimiento de la máquina.
  • Limpieza a fondo de los componentes: Al limpiar todas las piezas del generador de ozono evitaremos problemas de oxidación relacionados con el ozono. También tendremos garantía de que la máquina cumplirá con la normativa vigente de seguridad.

Componentes de un generador de ozono

  • Transformadores: Distintos modelos con usos variados, como el autotransformador dedicado a la protección eléctrica.
  • Control de producción automático: También conocido como CPA, se asegura de que el nivel de producción de ozono está dentro de los límites.
  • Difusores micro-burbuja: Si el flujo de aire queda interrumpido, estos difusores evitan que entren elementos dañinos, como fango o agua.
  • Lámparas para la producción de ozono.
  • Presostatos.
  • Monitores controladores de ozono: Un componente adicional muy avanzado que proporciona información precisa acerca del funcionamiento del ozonizador.
  • Turbinas para impulsar el aire.
  • Ventiladores y rejillas: Son los elementos que se ocupan de empujar el ozono hacia el exterior.
  • Módulo de producción: Diseñado con materiales muy resistentes para que no sufra la agresividad de la oxidación.
  • Destructor de ozono: Se ocupa de eliminar el ozono si nos encontramos ante una situación de fuga.
  • Generador de oxígeno: Le proporciona al ozono una cantidad de oxígeno que hará que este sea de una mayor calidad.
  • Compresores: También juegan un papel importante en el proceso de expulsión del ozono.
  • Optimizadores: Con ellos se optimiza la mezcla que se produce entre agua y ozono.
  • Temporizadores: Ayudan a tener más control y programación sobre el rendimiento de la máquina.
  • Evacuador: Si se queda algún tipo de gas alojado en el interior del ozonizador, este evacuador se ocupa de expulsarlo.

¿Cómo saber si un generador de ozono funciona?

El factor más importante que nos va a demostrar si el generador de ozono está funcionando de manera correcta es el olor. Si nos encontramos con que la instancia ha comenzado a oler mal, posiblemente realmente mal, algo parecido a una planta química o a un gimnasio donde hay exceso de olor de pies, el motivo más probable se deba a que el ozonizador no está funcionando de manera correcta.

Otra buena manera de saberlo se da en lugares con piscinas o spas, donde la calidad y limpieza del agua nos indicará también si el generador de ozono está haciendo su trabajo. Y si aun así tenemos dudas, la mejor forma de saber el estado en el que se encuentra la máquina es utilizando uno de los kits de prueba que se pueden conseguir para indicarnos el rendimiento.

¿Qué factores influyen en la compra de un generador de ozono?

Es importante que, si os estáis planteando hacer una compra de este tipo, tengáis en cuenta una serie de factores. Al fin y al cabo, se trata de un tipo de dispositivo que no es tan común como otros productos, de manera que es más difícil llegar a tener un conocimiento general sobre las exigencias que hay que tener en su compra. Por lo tanto, ¿En qué fijarnos?

Lo primero es tener claro cuál es la instancia en la que vamos a usar el generador de ozono, las dimensiones y características de la misma. Dependiendo de si es más o menos espacio podremos hacer una elección que nos aporte la capacidad que necesitamos. También tenemos que valorar la duración del tratamiento de ozono que requerimos. Hay modelos convenientes para pequeños procesos y otros que rinden a un mejor nivel cuando están conectados durante periodos de tiempo superiores.

Por otra parte, no olvidemos valorar la temperatura que hay en nuestra ciudad y el nivel de humedad. Esto es algo que influiré entre los modelos a elegir y de lo cual es conveniente que nos aseguremos leyendo comentarios de otros usuarios que ya hayan probado cada máquina. Además, sumemos otros dos factores. El primero es la cantidad de ozono que vamos a concentrar con la herramienta, siendo necesario saber si tendremos suficiente con el modelo al cual le hayamos echado el ojo. El segundo es si necesitamos un generador de ozono que actúe en un modo de mantenimiento o si estamos buscando un modelo que actúe haciendo un tratamiento mucho más agresivo para actuar en un lugar que lo necesite urgentemente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...