¿Cómo preparar margaritas?

Te enseñamos todo lo que necesitas para preparar margaritas de una forma adecuada siguiendo unos sencillos pasos.

Cóctel margarita

El cóctel margarita ha llegado a convertirse en uno de los más consumidos a lo largo y ancho del planeta. Cuenta la historia que su origen se remonta a décadas atrás, cuando un camarero de México decidió innovar en el uso del tequila para intentar conquistar a la conocida actriz Rita Hayworth, una de las bellezas de la época en la que vivió. El problema era que aunque a Rita le gustaba el tequila y podía beberlo sin sufrir consecuencias a nivel de salud, no era muy aficionada a tomarlo directamente sin ningún tipo de mezcla. Así que el camarero se sacó de la manga una combinación que tendría el objetivo de satisfacer a Hayworth.

De esta manera se dice que nació el margarita y es algo que vamos a aprender a hacer en pocos pasos, para que vosotros mismos podáis deducir si el intento de conquista del camarero llegó a buen puerto o no. En la actualidad es uno de los cócteles más famosos del mundo, por lo que imaginamos que, al menos, quedó satisfecho por su creación.

¿Qué necesitamos?

Lo primero es el tequila, para lo cual utilizaremos dos partes del total de la bebida. También necesitamos una parte de Cointreau. Si no tenemos acceso a este licor, nos podemos contentar con cualquier licor que encaje en la categoría de triple seco. Añadiremos a la mezcla un total de 30 mililitros de zumo de limón, algo que es imprescindible para obtener el sabor idóneo del margarita. Cómo no, también vais a necesitar hielo picado, esto es fundamental, así como rodajas de limón. Y por último, tendremos que tener sal, porque es otro factor que a los margaritas le resulta vital. Por si no lo habíais deducido, también necesitáis una coctelera donde hacer la mezcla.

¿Cómo lo preparamos?

Comenzamos metiendo el hielo picado en la coctelera. No os cortéis con la cantidad, porque ya sabemos que este tipo de cócteles necesita la mayor cantidad posible de frío, así como una amplia capa de hielo para proporcionar ese nivel de sabor que buscamos en un cóctel de calidad. Después de meter el hielo introducimos el resto de los componentes que os hemos mencionado, a excepción de la sal. La sal la utilizaremos después en la copa, así que no la pongáis en la coctelera, porque eso acabaría con el sabor que estáis buscando.

Ahora mezclamos y movemos la coctelera hasta que notemos que se produce la mezcla a modo de escarcha. Ponerle cariño y ritmo para obtener el tipo de combinación que luego disfrutaréis en compañía de amigos y familia con los mejores resultados. Cuando ya tengáis la combinación de todos los ingredientes, coger las copas y poner el borde con la sal que habíamos preparado antes. Después podemos echar la mezcla de la coctelera en las copas y llenarlas de forma conveniente.

Como toque final cogemos una de las rodajas de limón que hemos preparado anteriormente y la ponemos en la copa, a fin de darle un toquecito un poco más sabroso gracias a esta fruta. Esto también ayuda a decorar la copa y acaba siendo un elemento que viste de forma muy adecuada. Con esto ya tendremos los margaritas preparados y listos para ser disfrutados.

¿Hay otras opciones?

Si ya sabes como preparar margaritas quizá lo que estés buscando sea un paso superior. En este sentido te podemos decir que no serás el primero que experimenta si decide no conformarse con la receta original y prueba otras combinaciones. Sin alejarnos del espíritu del margarita hay algunas cosas que podemos hacer y que seguro que sorprenden a nuestros invitados. Una buena opción, por ejemplo, es cambiar el limón por fresa. Aunque pueda parecer una opción un poco alejada de la filosofía de los margaritas, la realidad es que el sabor no cambia de forma tan trascendental y se mantiene lo que esperamos de esta bebida. Como las fresas de calidad no se encuentran en todos los momentos del año, eso sí, es conveniente preparar esta versión solo cuando tengamos piezas que resulten de un buen sabor.

Margarita con tequila

Otra idea que podemos tener en cuenta es el cambio del licor que pongamos en la mezcla. Muchos expertos en cócteles de todo el mundo tienen la costumbre de probar suerte con el Curaçao azul, que se trata de una alternativa al Cointreau y que ha sido capaz de proporcionar buenos resultados con anterioridad. Si no tenéis ganas de confiar en el mismo licor clásico es una posibilidad a tener en cuenta. Otros triple seco que encontréis en el mercado también os vendrán bien para, al menos, variar un poco.

Respecto al tequila, dado que existen varias variantes del mismo, es otro elemento que os puede permitir modificar un poco el sabor. De manera tradicional se recomienda el tequila blanco para la preparación de margaritas, pero si queréis algo distinto tenéis otros tequilas disponibles en el mercado, como el añejo o el reposado. El sabor y la textura cambian dependiendo de cuál seleccionemos. El blanco resulta más adecuado debido a que influye mucho menos en el sabor y es más neutral, proporcionando un punto de vista muy generalizado. Si ya os habéis hecho fans del tequila blanco y os apetece variar, podéis probar con los demás para darle otro aspecto al resultado.

La preparación de los mejores margaritas siempre deja cierto margen a la improvisación para aquellos momentos en los que lo básico no nos deje totalmente satisfechos. Esta bebida encontró sus orígenes en un bar de Ciudad Juarez, pero siguiendo la guía que os hemos preparado podéis conseguir prepararla y disfrutarla en la comodidad de vuestro hogar.

Ahora que se acerca el verano y que la temperatura es excesivamente alta, tener la oportunidad de confiar en cócteles frescos como este siempre es algo que se recomienda. Así que os recomendamos seguir los pasos de la guía y poneros a prueba para ver si os convertís en grandes maestros de los margaritas. Quizá os convirtáis en la nueva sensación del verano entre vuestro círculo de amigos.

Foto: 378322slgckgc

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...