¿Cómo hacer una devolución en Amazon?

Te explicamos qué es lo que tienes que hacer para gestionar la devolución de una compra en Amazon.

Todos compramos en Amazon y estamos habituados a hacer compras sopesando muy bien todos los factores que influyen en la compra. Pero, aun así, hay situaciones en las que no podemos evitar sentirnos decepcionados con la compra que hemos realizado. Es entonces cuando tenemos que recurrir al sistema de devoluciones de Amazon, el cual está pensado para que resulte cómodo y que todos los clientes de la tienda puedan enviar de vuelta sus compras de una manera simplificada.

¿Se pueden devolver todos los productos de Amazon?

No todos. Pero sí una gran parte de los artículos disponibles en Amazon. Ten en cuenta que las excepciones suelen ser lógicas, como alimentos, otros productos que tengan fecha de caducidad, artículos con precinto, como un DVD, bebidas o contenidos digitales. Pero, en cambio, sí que podemos devolver prendas de ropa e incluso hacerlo sin tener que pagar gastos de envío para la devolución.

Cuando vayas a hacer una devolución tendrás que aportar el motivo por el cual quieres llevar a cabo la devolución. Es un trámite estadístico y para que quede registro, por lo que no tienes que dar más explicaciones más allá de lo obvio. Entre los motivos que puedes elegir para la devolución se incluye que el artículo esté roto, que esté defectuoso, que lo hayas comprado por error o que haya llegado demasiado tarde. Hay muchas otras opciones entre las que también puedes elegir.

¿Cómo hacer la devolución de una compra de Amazon?

El proceso se realiza con sencillez. Entra en tu perfil iniciando sesión y, en la zona superior a la derecha, pulsa en “Devoluciones y pedidos”. Eso hará que aparezca la lista completa de tus pedidos recientes. Busca el que corresponda a la devolución que quieras hacer y pulsa en devolver productos. Puedes devolver un producto del pedido o hacerlo al completo. Ahora selecciona el motivo de la devolución entre las distintas opciones que aparecen en el menú desplegable.

Pulsa en continuar y elige cómo quieres que te hagan el reembolso. Puedes elegir que la devolución se haga a la tarjeta con la que hiciste el pago o que se te reembolse a modo de saldo en tu perfil de Amazon. Eso te permitirá disponer de tus fondos con comodidad.

¿Qué formas hay de hacer la devolución?

Amazon proporciona una amplia facilidad para gestionar la devolución. Si bien en otras tiendas el proceso es más complicado, uno de los compromisos de Amazon es intentar que el proceso de devolución se pueda realizar con sencillez. Para ello hay cuatro opciones. La primera de ellas es acudir a un punto Celeritas y hacer la entrega del paquete que estés interesado en devolver. Si conservas el embalaje original, no tendrías que ni siquiera imprimir una etiqueta de devolución.

La segunda de las opciones también implica ir al punto Celeritas, pero en este caso imprimiendo la etiqueta que proporciona Amazon. Es recomendable que busques cuál es el punto Celeritas que tengas más cercano y en el cual puedas llevar a cabo la devolución. Como tercera opción, puedes contactar con el número de teléfono de Celeritas para que, en vez de tener que ir tú mismo hasta su oficina, esperar a que sea uno de los mensajeros de la empresa el que se acerque hasta tu dirección. Así hará la recogida de una forma especialmente cómoda para ti.

Por último, la cuarta opción es que lleves el paquete que quieres devolver a Correos. En la oficina de Correos te informarán qué es lo que tienes que hacer para proceder a la devolución. Antes de ir a la oficina tendrás que imprimir la etiqueta que te proporciona Amazon. Luego puedes informarte acerca de cuál es el proceso de devolución, si bien no resulta nada complicado.

¿Cuánto cuestan las devoluciones en Amazon?

Algunas son gratuitas, mientras que en otras tendrás que afrontar los gastos de envío vinculados al envío del producto en cuestión. Por lo general, el importe que deberás abonar en la devolución dependerá del tipo de razón que hayas elegido para proceder a la devolución. El nivel más bajo, el gratuito, lo obtendrás en los casos en los que tengas que devolver un producto que se encuentre defectuoso.

También hay una serie de artículos que se pueden devolver sin hacer ningún tipo de pago y sin importar cuál sea el motivo de la devolución. Esto es lo que ocurre, por ejemplo, en las prendas de ropa. Se ha fomentado intentar convertir Amazon en uno de los comercios online más voluminosos en cuanto a su catálogo de ropa. Por ello, lo menos que puede asegurar la empresa de forma absoluta es dar la garantía a los clientes de que se pueden probar la ropa para asegurarse de que les queda bien. Así, si una prenda no te acaba de convencer, podrás devolverla y así poder seguir comprando hasta encontrar la ropa que mejor te siente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...