¿Cómo hacer un cubo de Rubik?

Con el uso de unos algoritmos y de varios conocimientos sobre su funcionamiento, es posible resolver el cubo de Rubik.

Saber cómo hacer el cubo de Rubik no es fácil. Desde la creación del cubo en el año 1974, han sido muchas las personas que han intentado encontrar la manera de resolverlo lo más rápidamente posible. Si tú también te has encontrado ante el reto y has llegado a verte en un callejón sin salida, seguro que te gusta leer todo lo que te vamos a explicar.

El cubo no se soluciona al azar

Resolver el cubo de Rubik sin seguir unos algoritmos y patrones es imposible. Hay muchas posibilidades que se podrían llegar a conseguir. Según estimaciones, hay 43 trillones de combinaciones posibles, lo que implica que no hay manera de alcanzar un resultado simplemente moviendo las caras del cubo. Puedes intentarlo, pero no lo conseguirás. El diseño del cubo no está pensado para que lo resuelvas al azar, sino que tiene un proceso. Y es el descubrimiento de ese proceso, así como la aplicación del mismo, donde se encuentra el reto que representa este puzle tan famoso.

Prepárate antes de comenzar

Explicarte el paso a paso de la solución es una tarea titánica, así que lo que vamos a hacer es añadir un vídeo donde podrás verlo muy claro. Lo que sí te explicamos son distintos aspectos que tienes que tener en cuenta y la forma de prepararte antes de comenzar.

Además de eso, es fundamental que, antes de seguir el tutorial, practiques y experimentes sin ningún tipo de guía. La primera parte se trata de la resolución de la cara blanca, algo que sí puedes hacer sin necesidad de las indicaciones. No es fácil, pero si la resuelves, sentirás ese tipo de inyección de ánimo que te ayudará a seguir probando y mejorando.

Las bases de la resolución del cubo

La mayoría de los métodos utilizan ciertos recursos comunes que ayudan a que sea más fácil entender cómo se resuelve el cubo. Por ejemplo, se utilizan una serie de letras que se utilizan para designar las distintas rotaciones de las caras del cubo. Otro detalle importante que nunca tienes que olvidar es la importancia de dejar las caras que ya estén resueltas y de no moverlas con la intención de avanzar ante un bloqueo. Si ya has cubierto una cara del cubo, déjala y continúa con la siguiente.

Entendiendo el diseño del cubo de Rubik

El cubo de Rubik se caracteriza porque, en su centro, siempre hay una pieza central que se mantiene en una posición única sin que se mueva. Esto es algo que ocurre con todos los cubos de Rubik y que, además, no varía incluso si se producen muchas rotaciones de las caras del cubo.

Asimismo, junto a las piezas centrales que hemos mencionado, las caras del cubo tienen una estructura común con 8 piezas de esquina y tres stickers. También hay doce piezas de borde con dos stickers. Mientras realizas la guía, lo que siempre tienes que hacer es fijarte en las caras y las piezas, no en los stickers. Eso haría que te confundieras y perdieras el hilo del proceso que estás siguiendo.

Para la resolución recuerda que dividirás el cubo en una estructura de capas en la que debes mantener las caras que ya hayas resuelto de forma íntegra. Los algoritmos no son fáciles de aplicar, pero se pueden llegar a entender si los estudias.

Guía para resolver el cubo de Rubik

Tienes que seguir unos pasos concretos. Las fases en las que se dividen comienzan con, primero, la resolución de los bordes de uno de los colores. En la mayoría de las guías se suele comenzar por el color blanco, por lo que también te recomendamos que hagas lo mismo. Ahora que ya has resuelto los bordes, lo que tienes que hacer es ir a por la resolución de las esquinas, Así habrás completado la primera cara del cubo.

Lo siguiente que tendrás que hacer será poner el cubo boca abajo para que la cara que ya has resuelto quede oculta y puedas continuar con otra. En la parte superior del cubo avanzarás hasta que logres un diseño de color en forma de cruz. Continúa con el proceso y verás que prácticamente todos los colores están posicionados. En el último paso solo te quedará ajustar algunas piezas concretas. Sigue con los movimientos y llegarás a un estado de resolución que te sorprenderá.

¿Cuánto tiempo se necesita para terminar el cubo de Rubik?

Las personas más rápidas en la resolución del cubo de Rubik son capaces de completarlo en menos de 10 segundos. Pero, no te preocupes, porque no te tienes que presionar para conseguir una cifra como esa. Lo que sí es verdad es que la práctica de los algoritmos logrará que cada vez completes el cubo en menos tiempo. Si practicas mucho, llegarás a dominarlo al nivel de completarlo en minutos. Para ello, eso sí, tendrás que practicar mucho.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...