¿Cómo evitar que se sequen los cartuchos de tinta?

Si se te ha secado la tinta de los cartuchos de tu impresora quizá deberías poner en práctica algunas de las ideas que te damos.

Cartuchos de tinta

Seguro que en alguna ocasión te has encontrado ante la decepción de intentar imprimir algo y que la impresora no funcione por un problema de tinta. Quizá el indicador de pantalla te muestra que tienes tinta disponible, pero luego le das al botón de imprimir y no funciona. ¿Qué ha ocurrido? El problema se encuentra en que la tinta se ha secado, algo que puede haber ocurrido por varios motivos.

Uno de los factores que os vamos a recomendar para que podáis lograr que se sequen los cartuchos de tinta es que tengáis la impresora utilizada de forma habitual. No la dejéis de usar por mucho que no la necesitéis. Puede sonar a un desperdicio, pero al menos una vez a la semana intenta imprimir algo. Los cartuchos están en la impresora abiertos, por lo que tienen contacto directo con el aire. Esto significa que si no los usamos el impacto de este puede hacer que el secado sea permanente. Así que es mejor imprimir algo, sea lo que sea, de forma semanal. Si no tenéis nada que imprimir lo que os recomendamos es que guardéis siempre la misma página de papel y que la vayáis usando una vez tras otra, al menos hasta un límite coherente.

Esto os permitirá gastar un poco de tinta, pero al menos ahorrar el papel. Con la impresión periódica os aseguraréis el mantener los cartuchos en activo y que estos no se desperdicien.

También os recomendamos limpiar los cabezales y la propia impresora de forma regular, tratando de que el polvo no acceda a ella de una manera frecuente. Cuanta más limpieza hagamos del sistema más posibilidades tendremos de evitar que los cartuchos de tinta se sequen. Por otro lado, hay que tratar de que la temperatura que está cercana a la impresora no sea extrema en ninguno de los momentos. Si queremos una vuelta de tuerca al mantenimiento del cartucho, podemos optar por quitarlo de la impresora y almacenarlo de una forma segura. Lo debemos almacenar en una bolsa hermética para que el aire no haga contacto con el cartucho. En cualquier caso, si almacenamos el cartucho nos tenemos que asegurar de que será en posición vertical, para que la tinta no se llegue a salir ni a tocar el cartucho.

Todo lo que podamos limpiar el cartucho también puede ser beneficioso, pero siempre que lo hagamos tiene que ser con mucho cuidado. Los cartuchos de tinta no son precisamente económicos, así que conviene tener cuidado con ellos.

Foto: frankieleon

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...