¿Cómo borrar la caché de Windows 10?

Os contamos cómo podéis llevar a cabo la liberación de la memoria caché de Windows 10 para que el ordenador funcione mejor.

La caché de Windows 10 no es algo que necesitemos. No tengáis miedo en borrarla. Siempre da un poco de miedo eliminar elementos de nuestro ordenador, pero en este caso no hay problema alguno, ya que ni son archivos ni tienen importancia. La cache son aquellos residuos que quedan en el ordenador cuando realizamos procesos y que se utilizan para poder realizar las tareas con la rapidez que necesitan los usuarios. Esos archivos de caché quedan guardados como forma de no tener que repetir ciertos procesos internos, pero una gran parte de ellos desaparecen con el tiempo por no ser útiles.

No obstante, si nos encontramos con que nuestro ordenador no funciona al rendimiento que esperamos de él, uno de los posibles problemas se podría encontrar en que hubiera una gran cantidad de memoria caché siendo utilizada.

Por ello, lo único que tendríamos que hacer sería entrar en el menú de Windows 10 correspondiente y liberar la caché para que todo ese espacio que estuviera ocupando quede liberado. ¿Se volverá a llenar la caché una vez la hayamos vaciado? No de manera inmediata, pero, por supuesto, el proceso continuará adelante. Es algo natural en la informática y algo a lo cual nos debemos habituar. Por ello, entre otras cosas, se pueden crear reglas que nos permitan vaciar la caché con más comodidad tal y como hacen los servidores y páginas web, en los que distintas herramientas permiten trabajar con ello.

Explicado esto ya podemos profundizar en cómo borrar, vaciar, liberar o eliminar la caché de Windows 10. Para ello hay que entrar en la barra de búsqueda del sistema. Está en la barra de tareas, por lo que no tiene ninguna pérdida. Ahí escribimos “Liberador de espacio en disco” y lo cargamos cuando aparezca. Seleccionamos la unidad con la cual vamos a trabajar, la cual se debe corresponder con la de nuestro disco duro.

El programa interno de Windows nos informará de cuánto espacio podemos ganar realizando la liberación del contenido de caché que se ha quedado acumulado en el entorno de la plataforma. Además de esto, también nos informa de la naturaleza de los distintos archivos. Puede ser caché de programas descargados, informes de errores, archivos temporales de Internet u otros elementos similares. Será posible seleccionar individualmente estos tipos de caché o elegirlos todos de golpe para hacer la máxima liberación de espacio, la cual se nos indicará con un valor total de almacenamiento que recuperaremos.

Cuando ya estemos decididos a hacer la liberación habrá que pulsar en el botón de ejecutar-liberar-borrar, para lo cual tendremos que hacer uso de permisos de administrador. Eso llevará a que el ordenador comience la liberación y que elimine todos esos documentos para que, con suerte, el equipo pase a funcionar un poco mejor que antes. Se recomienda, no obstante, un reinicio del ordenador, ya que siempre es algo que le viene bien para hacer borrón y cuenta nueva.

Si con la memoria de caché no has tenido suficiente para el espacio que necesitas ganar, lo mejor será recurrir a medidas un poco más severas. Ahí ya entra en juego la eliminación de programas y software que tengas acumulado y que podría estar ocupando más memoria de la que imaginas. El propio Windows nos informará de cuál es el software que ocupa más espacio y del que nos podemos librar. También nos dará información de la fecha de uso de los distintos programas, lo que nos ayudará a ver que, por mucho que nos gusten algunas herramientas, es posible que llevemos tiempo sin usarlas.

¿Todavía necesitamos más espacio en el ordenador? Habrá que empezar a hacer eliminaciones en las carpetas de archivos multimedia y también en elementos relacionados con el navegador, como las cookies o los registros. Muchos de estos elementos nos pueden parecer que no ocupan demasiado espacio, pero todo termina sumando a la hora de hacer una valoración de qué es lo que nos está comiendo la memoria de almacenamiento que tenemos en el ordenador. Por ello, si la caché no es suficiente, no dudemos en seguir avanzando por otras de las categorías de la memoria del equipo.

Por último, queremos responder a otra duda que es frecuente: ¿cada cuánto eliminar la caché de Windows 10? ¿Cuál es la frecuencia necesaria para hacerlo? Si bien no hay unas directrices determinadas acerca de en qué baremos de tiempo deberíamos llevar a cabo el proceso, tampoco es recomendable que lo llevemos a cabo de manera muy continuada. Eso le quitaría toda la razón de ser a la memoria caché. Hagámoslo cada cierto meses salvo en casos muy extremos en los que tengamos pruebas o una idea clara de que la caché está siendo el problema por el cual se está viendo afectado el rendimiento del ordenador. En cualquier caso, es un proceso que, como habréis visto, resulta muy sencillo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...