¿Cómo bajar el pH del agua de una piscina?

Con los consejos que os proporcionamos podréis utilizar distintos productos químicos con los que regular el nivel de pH del agua de la piscina.

Para muchos especialistas, el uso de productos químicos es la opción más rápida y eficiente para llevar a cabo la reducción del pH del agua de una piscina, así como la que ofrece un menor margen de error. Las dos opciones que os recomendamos utilizar son el bisulfato de sodio y el ácido muriático.

Su aplicación coincide en ciertos aspectos, por lo que os hablaremos de los dos en el mismo apartado. Entre estos dos químicos, recomendamos más el bisulfato de sodio, porque se vende en un formato que resulta fácil de manejar y poco peligroso. Ambos artículos los puedes encontrar en tiendas que estén dedicadas a las piscinas y el mantenimiento de las mismas.

Lo primero, sigue en todo momento las instrucciones de cada químico. El motivo de ello es que suele haber cambios sensibles en la manera de utilizar un producto u otro dependiendo de su marca. Así que, aunque tengas experiencia con alguno de estos químicos, no te dejes llevar por tus conocimientos: asegúrate de lo que dice el envase en cada caso.

El siguiente paso es calcular la cantidad que necesitas del producto químico que vayas a usar. Hay dos factores que influirán en ello: el estado del pH en el momento en el cual lo vayas a usar y el volumen de litros de agua que tiene tu piscina. Ahora que ya tienes el químico preparado, antes de usarlo, toma precauciones y utiliza un buen equipo de seguridad. Te recomendamos que uses un mono de trabajo que cubra todo tu cuerpo o unos pantalones y una camiseta de manga larga que puedas dedicar solo a este tipo de tareas. Los guantes también son imprescindibles, así como mascarilla y gafas protectoras.

Ahora utiliza el ácido muriático o el bisulfato de sodio en la boquilla de retorno que tiene tu piscina. La bomba tiene que estar encendida, pero el uso del producto químico se tiene que llevar a cabo de forma lenta para que el efecto sea el adecuado. Es recomendable que tengas cuidado en todo momento, sobre todo si usas un químico en polvo durante un día de viento.

Espera un plazo de alrededor 4 horas y vuelve a comprobar el nivel de pH. Si el producto químico ha hecho efecto, debería encontrarse en un nivel adecuado. Si todavía no se ha solucionado el problema, te recomendamos hacer otra prueba de pH un poco más tarde o directamente pasar a utilizar otro método de limpieza, pero esperando un periodo de tiempo prudencial hasta el siguiente intento.

No es la opción más habitual, pero también podrías instalar un sistema de CO2 en tu piscina que te ayude a que el nivel de pH sea el más ajustado. Se comercializan en tiendas especializadas y hay distintos modelos entre los que elegir, incluso con propuestas que se ocupan de todo el proceso de manera automática. El dióxido de carbono se asegurará de que el pH esté estabilizado en todo momento.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...