¿Cómo averiguar la contraseña de un usuario?

Te enseñamos a descubrir contraseñas a través de un método que permite realizar varias pruebas hasta conseguir la clave adecuada.

Contraseña de usuario

No os vamos a enseñar a convertiros en hackers, porque tampoco queremos que vayáis por el mundo rompiendo las defensas de las principales organizaciones gubernamentales, pero quizá os habéis planteado en alguna ocasión cómo es posible descubrir contraseñas de cuentas de usuario. Esos momentos que veis en series de televisión en los que sus personajes descubren las contraseñas sin tener conocimientos de hackers se deben a que siguen unas pautas muy bien establecidas.

Lo primero que tenéis que hacer es seguir la lista de combinaciones de contraseñas más utilizadas a lo largo del último año, un dato que es publicado oficialmente todos los años. Normalmente las claves más extendidas incluyen algunas muy predecibles, como 123456, password, qwerty o 12345678. Si ninguna de las contraseñas más utilizadas funciona podéis optar por un siguiente paso que ya requiere cierta concentración. Cuando intentéis hacer el proceso de identificación en la web en cuestión, os aparecerá algún tipo de indicación en referencia a si la contraseña tiene algún tipo de elemento fundamental. Por ejemplo, puede ser que contenga números o alguna mayúscula. Si son números, no hay duda de que los más utilizados suelen ser 1 o 2. También es habitual que se utilice la combinación de 666 o 69. En el caso de necesitar una letra mayúscula, esta suele estar situada en el inicio de la contraseña, así que la primera letra será, por lo tanto, mayúscula.

Después de hacer esto es recomendable que hagamos más pruebas y nos fijemos atentamente a lo que nos indique el servicio en el que intentamos identificarnos.

Es posible que uno de los datos que nos proporcione el intento de identificación sea la cantidad de letras que tenga la contraseña en cuestión. Por ejemplo, nos puede aparecer un mensaje que nos diga «tu contraseña es demasiado corta» o algo parecido. En este tipo de casos también nos pueden dar otra información valiosa a la hora de descubrir la clave que necesitamos.

La última ayuda que podemos tener para tratar de descubrir una contraseña se encuentra en solicitar el apoyo del propio sistema, algo que se lleva a cabo mediante procesos de identificación que incluyen la respuesta a preguntas personales. El nombre de la primera mascota, de la ciudad donde se pasó la infancia u otras preguntas personales suelen ser habituales. Este tipo de datos pueden ser de una mayor o menor dificultad dependiendo de los casos, por lo que se recomienda un poco de intuición.

Foto: Angel Arcones

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...