¿Cómo enviar mensajes que se autodestruyen?

Kaboom es una app que permite configurar la autodestrucción de los mensajes que mandamos con el móvil.

Kaboom by Hotspot Shield

En más de una ocasión podemos haber pensado en lo que nos gustaría enviar un mensaje que tuviéramos la seguridad que después se eliminaba una vez lo hubiera leído el destinatario. Hay muchas posibilidades de que nos encontremos en este tipo de situación. Quizá porque enviemos una contraseña en un mensaje, o que lo que mandemos sea un documento privado del trabajo que nadie deba ver. También, quién sabe, es posible que mandemos una foto un poco subida de tono a nuestra pareja.

Para este tipo de situaciones lo que hay que hacer es evitar el envío de mensajes a través de los métodos normales. No mandéis un SMS, ni tampoco uséis WhatsApp o Line para tal objetivo. Como es lógico, también debéis evitar el uso de las redes sociales. Todos estos métodos son cómodos y seguro que se han introducido muy bien en vuestro día a día, pero no dejan de ser inseguros, al no disponer de ningún tipo de elemento que nos permita evitar que los mensajes perduren.

Lo que tenemos que hacer en su lugar es confiar en el uso de aplicaciones especializadas en garantizar la destrucción de los mensajes y de los archivos que mandemos. Una de las últimas novedades que se ha generado dentro de este tipo de aplicación recibe el nombre de Kaboom y está en iOS y Android.

Lo que hacemos con Kaboom es poder enviar mensajes que se autodestruyen con mucha facilidad. Estos mensajes tenemos la opción de mandarlos de distintas formas. Por ejemplo, los podemos enviar a través de las principales redes sociales, como es el caso de Facebook y Twitter. También es posible enviarlos por enlace web o como un SMS clásico. En todos los casos tenemos la seguridad de que los mensajes se autodestruirán cuando ocurra una de dos cosas posibles.

Las dos cosas posibles son la forma de autodestrucción, la cual nosotros mismos seleccionaremos cuando estemos configurando el envío del mensaje. Uno de los métodos consiste en que se incluya una cuenta atrás con el mensaje, por lo que cuando esta termine el mensaje y archivos desaparecerán. El otro de los métodos consiste en que se borre en el momento en el cual el destinatario lo haya leído una serie de veces determinada. Podemos elegir lo que más nos convenga dependiendo de nuestro caso o en base a las preferencias de las que dispongamos. Es bueno hacer pruebas y pensar qué puede ser mejor en cada una de las situaciones.

Vía: Kaboom

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...