¿Cómo cambiar de tema en Firefox?

El navegador web Firefox nos permite cambiar de tema con facilidad seleccionando entre cientos de opciones.

Tema en Firefox

Una de las grandes ventajas del navegador Firefox de Mozilla se encuentra en la posibilidad de personalizar el tema que lo representa para que sea más afín a nuestros gustos. La cantidad de opciones disponibles en cuanto a temas creados es tal que es prácticamente imposible no encontrar uno que se ajuste a nuestros gustos. Pero posiblemente, si somos nuevos en Firefox, no sepamos cómo personalizar el tema.

Por suerte, no es difícil de hacer. Para hacerlo solo tenemos que pinchar primero en el icono de las tres rayas que se encuentra en la zona superior de la derecha. En ese lugar tendremos que elegir la opción «Complementos» y después pulsar en «Obtener complementos». Esto nos llevará a un menú en el cual tendremos la oportunidad de elegir entre los temas más destacados, acceder al listado completo en el cual bucear en busca de uno que nos atraiga o simplemente buscar por una palabra que defina el tema que buscamos.

Como decimos, la variedad es tal que seguro que pasáis mucho rato buscando el tema que os convenza en su totalidad, porque habrá muchos que os gustarán. Por suerte, tenemos la opción de previsualizar los temas, por si acaso no tenemos claro si uno nos gustará antes de ponerlo.

En el momento en el que ya creamos que hemos quedado convencidos con uno de los temas, solo habrá que pulsar en «Agregar a Firefox» y eso lo configurará de manera predeterminada. Los temas se descargan en nuestro equipo, pero no tienen un peso significativo, así que no tendréis que preocuparos por dejarlo almacenado. Cuando ya hayáis terminado con la instalación tendréis que reiniciar el navegador para que esta instalación se haga efectiva.

Seguramente apreciaréis que hay dos tipos de temas: los de fondo y los completos. Los primeros realizan una modificación visual en la interfaz, principalmente variando el nivel de los colores y alterando la experiencia de una manera ligera. Si tenéis un ordenador que no sea demasiado potente o que esté un poco cargado en cuanto a recursos, esta es una buena opción a fin de no entorpecer la experiencia. Por su lado, los temas completos ofrecen una profundidad mayor, tienen imágenes más personalizadas y dotan de un aspecto mucho más personal al tema.

En ambos casos Firefox se convierte en una buena manera de tener un mejor contacto con el navegador por encima de lo que ofrecen otras alternativas.

Vía: Mozilla

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...