Sustitución hormonal en las mujeres con menopausia

En esta entrada veremos los riesgos de la terapia de reemplazo hormonal con estrógenos y una alternativa, la sustitución con progesterona.

¿La terapia de restitución de estrógeno, está relacionada con el cáncer de seno? Los investigadores de este campo que vienen analizando la información reunida a lo largo de muchos años de mujeres de entre 30 y 55 años de edad, creen que las mujeres que ahora usan suplementos de estrógeno se enfrentan a un riesgo más alto de padecer cáncer de seno que las mujeres que no usan estrógeno o que las mujeres que alguna vez usaron esta terapia de reemplazo hormonal pero que han dejado de hacerlo. Sin embargo, algunos médicos se amparan en el beneficio de la duda y aún apoyan estas terapias y sostienen que los beneficios superan los riesgos. La terapia de sustitución de estrógenos, libera a las mujeres postmenopáusicas de la queja número uno entre ellas. Los bochornos. Esta hormona también protege en contra de la osteoporosis al hacer más lenta la pérdida de minerales óseos después de que comienza la menopausia en la mujer. Por otra parte, hay una prueba excelente para detectar el cáncer de seno. La mamografía.

Imagen tomada de Flickr por chilechile

La mamografía con frecuencia puede detectar el cáncer antes de que se presente algún síntoma. Es por esto que las mujeres de más de 50 años de edad, deberían realizarse este estudio una vez al año. Se estima que en algún punto de su vida, una de cada nueve mujeres desarrollará cáncer de seno.



Los médicos no saben por qué pero los científicos han identificado diversos factores de riesgo como la historia familiar, el nacimiento de un primer hijo después de los 35 años, nunca haber tenido hijos y edad avanzada. Sin embargo, todavía no se sabe cómo estas condiciones pueden provocar el cáncer de seno. Los médicos creen que si el cáncer ya está presente en los tejidos de una mujer, el estrógeno puede estimular el crecimiento de un tumor. Es por esto que la terapia de restitución de estrógenos no es una opción para las mujeres que han tenido cáncer de seno. No se sabe si el estrógeno tiene la capacidad de estimular el desarrollo del cáncer si éste todavía no está presente.

Las mujeres que se encuentran dentro de este programa de reemplazo hormonal, deben de seguir ciertas recomendaciones básicas. Lo primero es examinarse los senos una vez al mes ellas mismas. Lo segundo sería acudir al ginecólogo para que el efectúe el examen al menos una vez por año. Hacerse una mamografía una vez al año, también es una buena idea, sobre todo si la mujer tiene más de 50 años de edad. Pero al margen de todo esto, está el grupo de médicos llamados de vanguardia y que constantemente están buscando alternativas de terapia respecto a las terapias clásicas que siempre conllevaron riesgos secundarios latentes. En el campo de la sustitución hormonal en las mujeres postmenopáusicas no se ha dado la excepción y los estudios indican que existe otra ventana abierta para las mujeres que necesitan recuperar sus niveles hormonales para combatir los bochornos, la osteoporosis y disfrutar de la plenitud de su energía y bienestar. Lo que un gran sector de médicos viene utilizando con éxito a este respecto, es la sustitución hormonal pero en base a otra hormona. La progesterona.

Imagen tomada de Flickr por ecarrillo74

En efecto, los científicos encontraron que, luego de la menopausia, las mujeres aún siguen produciendo cantidades mínimas de estrógeno en el córtex adrenal por lo que se enfocaron en darle utilidad a ese poquísimo nivel de estrógenos que se producían. Si la terapia clásica de reemplazo de estrógenos se daba por que se penaba que la mujer dejaba de producirlos totalmente, los nuevos hallazgos hicieron dar un viro a todo el asunto. Al existir una estrecha relación entre las hormonas femeninas estrógeno y progesterona, se vio que esta última también descendía en las mujeres menopáusicas, por lo que se planteó la idea de suplementar a estas mujeres con progesterona. Los resultados fueron asombrosos y demostraron que ese poquísimo estrógeno que las mujeres seguían produciendo en sus glándulas adrenales, era suficiente en presencia de una elevada cantidad de progesterona. Al parecer, esta última eleva significativamente la sensibilidad de los receptores celulares al estrógeno, lo cual también decrecía con la menopausia. Y lo mejor de todo es que la progesterona, destierra por completo el riesgo de cáncer de seno en la mujer. Este nuevo reemplazo hormonal se utiliza cada vez más y es la mejor alternativa para todas las mujeres.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...