Se cumplen 15 años de la clonación de la oveja Dolly

Esta semana se cumplen 15 años de la clonación “oficial” del primer mamífero, la oveja Dolly. La clonación supuso la apertura de nuevos campos y puntos de vista en el mundo científico y académico y supuso una innovación y un gran avance en cuanto al desarrollo de nuevos tratamientos contra las enfermedades.

Esta semana se cumplen 15 años de la clonaciónoficial” del primer mamífero, la oveja Dolly. La clonación supuso la apertura de nuevos campos y puntos de vista en el mundo científico y académico y supuso una innovación y un gran avance en cuanto al desarrollo de nuevos tratamientos contra las enfermedades.

La clonación de la oveja Dolly cumple 15 años

Ian Wilmut, el padre científico de Dolly, afirmó en una entrevista reciente que aquel experimento «demostró que las células se pueden modificar» y esto puede hacernos llegar a entender «enfermedades que aún no comprendemos» y desarrollar una curación. «Si bien es una exageración afirmar que podemos cambiarlas de la manera que queramos, sí podemos hacerlo de muchísimas formas que eran completamente inimaginables antes de que naciera Dolly«.

En éste orden de pensamientos, Wilmut pronosticó que «quizás en un plazo de entre cinco y veinte años podamos obtener los medicamentos que traten enfermedades como el Parkinson o enfermedades neuronales«.

Sin embargo, el anuncio de la clonación de Dolly trajo consigo otras consecuencias menos agradables, entre ellas un arduo y polémico debate ético sobre los límites de la investigación científica y la manipulación de la vida.

Un intenso debate ético.

La idea de “crear vida” de modos artificiales no sentó bien en todos los ámbitos académicos, y la mera posibilidad de aplicar la clonación en seres humanos provocó auténtico pavor en algunos núcleos científicos y religiosos.
Es más, ni siquiera la clonación de órganos con fines meramente terapéuticos fue aceptada por muchos.

Esta pugna ética se tradujo en el desarrollo de las legislaciones de los principales países con equipos de investigación de importancia en el marco genético, lo que supuso grandes límites en la experimentación con células humanas para la cura de enfermedades degenerativas y medulares.

¿En realidad el experimento fue un éxito?
Eso piensa, o al menos afirma el creador de la oveja Dolly, pero lo cierto es que es una afirmación cuanto menos cuestionable.

Dolly nació sana, sin embargo sus células de desarrollaron a un ritmo acelerado, envejeciendo de forma prematura porque el espécimen del que fue clonada ya era una oveja adulta y su ADN estaba por decirlo de algún modo, “envejecido”.

Además, Dolly sufrió otras enfermedades de las que poco se habla, entre ellas una grave enfermedad pulmonar que hizo que fuese sacrificada en 2003.

Se rumorea que a raíz del experimento de Dolly hubo intentos en humanos
No hay nada probado con respecto a ellos, pero «supuestamente» se clonaron varios bebés hará unos años por la compañía, “Clonaid”, asociada a la secta de los Raelianos (sí, aquellos que afirman que los humanos no somos más que un experimento genético alienígena).

Sin embargo, no se aportó prueba alguna, lo que es lógico si tenemos en cuenta que irían de cabeza a la cárcel. En cualquier caso no creo que fuese cierto, como ya hemos explicado el proceso de clonación es aún deficiente. El poder clonar no significa que el embrión llegue a ser viable con el tiempo y si Dolly sufrió tantas enfermedades degenerativas, que no podría pasar si se clonase a un ser humano, yo al menos prefiero no pensarlo…

Imagen: geograph

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...