¿Qué tipos de ansiedad existen?

¿Sufres ansiedad o crees que puedes sufrirla? Te hablamos de los tipos más habituales para que puedas identificarla.

Con anterioridad os hemos hablado de la ansiedad y de cómo llegar a reconocer sus síntomas. Pero hay mucho más que decir sobre este problema de salud que afecta a tantos millones de personas en el mundo entero. Algo de lo que vamos a hablar en este caso es de los tipos de ansiedad que existen más allá de la ansiedad principal vinculada a las preocupaciones.

En caso de identificarte con alguno de estos casos de ansiedad, te recomendamos que solicites ayuda y que intentes ponerle solución a tu problema cuanto antes. Así tendrás una vida mucho más satisfactoria y disfrutarás más de tu día a día.

Ansiedad por fobias

Hay fobias de todo tipo. Te sorprenderías al descubrir las muchas fobias que existen en el mundo y que hay miles de personas que sufren incluso desde muy pequeños. Las fobias producen un tipo de ansiedad muy preocupante, dado que suele requerir bastante trabajo y voluntad para superarlas.

Una fobia se materializa con un miedo irracional por algún tipo de elemento. La fobia que puedes sufrir podría estar vinculada con un tipo de ser vivo, por ejemplo, un animal o un insecto. También es posible que tu fobia esté relacionada con un lugar. Normalmente las fobias tienen un incidente que las genera y que se mantiene a lo largo de la vida sin solución, por lo que se produce ese trauma que se activa cada vez que hay una situación relacionada con lo ocurrido.

Entre las fobias más estandarizadas se encuentran la relacionada con las arañas, los perros, los gatos o incluso con la acción de encontrarse rodeados por muchas personas. En realidad, la agorafobia, que incluye tanto viajar en solitario como salir de casa y rodearse de multitudes, es una de las más frecuentes.

Trastorno de pánico

Uno de los tipos de ansiedad que resulta más problemático y que genera unas sensaciones más negativas. Se produce cuando la persona tiene, en momentos inesperados, fuertes ataques en los que sufre tanto físicamente como mentalmente. El dolor físico que se sufre está representado por dolores de pecho, problemas para respirar, dolores en la zona abdominal, palpitaciones del corazón mucho más aceleradas o mareos. Por su lado, la mente se encuentra con el problema de sentir un miedo que no encuentra ninguna explicación y que resulta incontrolable durante los primeros minutos.

Trastorno de estrés postraumático

No es lo mismo que una fobia producida por un trauma previo. La diferencia se encuentra, principalmente, en la gravedad de lo ocurrido. El trastorno de estrés postraumático se produce en una situación extrema que de forma irremediable impacta en la salud de quien la sufre. Puede ser un incidente como haberse visto envuelto en un ataque terrorista, haber sido víctima de algún tipo de delito o haber participado en contra de tu voluntad en tareas o actividades que te han expuesto a un gran volumen de estrés.

También conocido como PTSD, el trastorno de estrés postraumático requiere un tratamiento profesional que ayude al paciente a poder recuperar su estabilidad y reducir los episodios en los que este estrés postraumático se apodere de su control. Este tipo de problema es habitual entre militares que han estado en un conflicto armado y que se han visto expuestos a situaciones de batalla.

Trastorno obsesivo compulsivo

También está considerado como un tipo de ansiedad. Se trata de ese tipo de acciones que se realizan de forma compulsiva en contra de la voluntad de quien las lleva a cabo, pero que, al mismo tiempo, no se pueden dejar de lado. Seguro que las reconoces o que has visto a alguien que tenga este tipo de problema. Por lo general, quien sufre un trastorno obsesivo compulsivo no lo limita a una sola acción, sino que hay varias acciones que suele repetir de forma frecuente.

Por ejemplo, abrir y cerrar la puerta de casa un número determinado de veces, solo caminar por un lado de la calle, no pisar las tapas de las alcantarillas o tener que lavarse las manos de forma constante. Hay multitud de tipos de trastorno obsesivo compulsivo, unos más preocupantes y molestos que otros. Pero, en todos los casos, se trata de problemas vinculados a la ansiedad.

¿Qué hacer si tienes ansiedad?

Si sufres uno de estos problemas de ansiedad o cualquier otra representación de la misma, es importante que no te limites a sufrirlo en silencio y que solicites ayuda. Piensa que tu familia y tus amigos siempre estarán de tu lado para echarte una mano con lo que necesites. Ese será el primer paso para después solicitar ayuda profesional y que así puedas recibir el soporte que necesitas para superar tus problemas y continuar adelante con tu día a día.

También hay otros consejos que puedes aplicar en la comodidad de tu casa y de los que te vamos a hablar en una próxima publicación. Sabemos que la ansiedad es muy seria y que no hay que tomársela a broma, así que te vamos a echar una mano en todo lo que podamos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...