¿Qué tipos de alopecia existe?

La calvicie, también conocida como alopecia, afecta a muchísimos ciudadanos

alopecia

La alopecia, llamada comúnmente calvicie, afecta tanto a hombres y mujeres, la mayoría de los cuales busca remedio a la pérdida de cabello. Sin bien antes de comenzar cualquier tratamiento, es imprescindible conocer qué tipo de alopecia se padece; siendo cinco las más importantes:

  • Androgénica: se trata de la más usual y recibe su nombre de los andrógenos, u hormonas masculinas, que tienen un papel decisivo en la pérdida del cabello. Este tipo de calvicie es hereditaria, así como progresiva e irrreversible. Pese a ello, existen algunos medicamentos que pueden ayudar a frenar su evolución, pero es necesario cercionarse de que realmente funcionan, y no dejar que nos vendan gato por liebre.
  • Areata: esta alopecia se produce ante situaciones de mucho estrés, por lo que es absolutamente reversible, siempre y cuando la persona aprenda a relajarse. Una vez logrado esto, el cabello vuelve a reaparecer. Su manifestación suele darse como pequeñas islas sin pelo en el cuero cabelludo; aunque también puede darse en otras partes del cuerpo, como la barba. Lo más importante para evitar la aparición de estas clapas es evitar las situaciones prolongadas de mucho estrés.

  • Inducidas por medicación: el uso de determinados medicamentos puede causar alopecia; sobre todo antitiroideos, anabolizantes, retinoides, anabolizantes, retinoides, anticoagulantes y quimioterapia. La caída y posterior crecimiento del cabello suele suceder tras detener el tratamiento que lo ha causado.
  • Efluvio telógeno: tal y como su nombre indica, está perdida de cabello se produce de manera muy rápida y virulenta a causa, entre otros motivos, de anemia, embarazo y parto, dietas severas…De este modo, aunque la calvicie sucede tan severamente, una vez se corrige o termina la causa que la ha provocado, ésta remite.
  •  Otros desordenes: además de los anteriormente mencionados, hay otras causas que generan la pérdida del cabello y que provocan alopecia no androgénica. Aunque pocas veces recaemos en ello, peinados con tracciones demasiado fuertes- como moños tirantes, trenzas apretadas, rastas…-pueden originar desordenes en el cabello. Dentro de este tipo de desordenes, existen algunas manías compulsivas relacionadas con el pelo, como la tricotilomania, que se caracteriza por tirarse del pelo de manera reiterada e inconsciente hasta tal punto que se lo arrancan.

Una vez determinada el tipo de alopecia, es cuando puede comenzarse a mirar un tratamiento para ella. Aunque de lo que es importante tomar conciencia es que la alopecia androgénica es un proceso muy habitual entre muchos hombres a medida que van haciéndose mayores, y no se trata de ninguna enfermedad. En muchas ocasiones, la obsesión por recuperar el cabello perdido da lugar a recurrir a cosméticos, suplementos y medicamentos que no sirven para nada más que hacernos perder dinero.

Foto: urbanaquariumvideo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...