¿Qué sabemos sobre las personas que no han sufrido la COVID?

Analizamos las explicaciones que puede haber para que algunas personas no hayan llegado a sufrir la COVID-19.

Un nuevo estudio publicado en Estados Unidos indica que, hoy por hoy, las personas que no han sufrido la COVID-19 son la minoría. Entre los niños, han pasado la enfermedad más del 75% y, entre los adultos, la cifra llega al 58%. La cuestión es saber cuáles son los motivos que llevan a que estas personas no hayan sufrido todavía la enfermedad. ¿Hay algo especial en ellos o una serie de factores de los que se pueda aprender algo concreto?

Son personas más cuidadosas y que actúan de forma diferente

Es lógico. Uno de los motivos de que estas personas no se hayan infectado se puede encontrar en que sean más cuidadosas y hayan evitado, por todos los medios, llegar a sufrir la infección. Utilizar la mascarilla con cuidado, por ejemplo, es algo que puede llegar a evitar el virus de una manera enorme. Asimismo, son personas que pueden tener hábitos distintos a los de la mayoría. Es decir, que, por ejemplo, no tengan costumbre de ir a lugares en los que se congregue mucha gente de forma simultánea. Quienes no son muy aficionados al deporte, por ejemplo, tienen mucho menos nivel de exposición.

Los hábitos influyen en que se puedan haber ahorrado contagios. También influye el entorno de cada persona. Quienes tienen una gran familia y suelen hacer reuniones, están exponiéndose a una mayor cantidad de posibilidades de contagiarse. Lo mismo ocurre con las familias que tienen niños y que se encuentran con que estos, por descuido o por el entorno escolar, pueden acabar siendo portadores del virus. Como hemos mencionado antes, un 75% de los niños norteamericanos ya ha tenido el coronavirus.

Todo es responsabilidad del sistema inmune

Científicamente entendemos el funcionamiento del sistema inmune, pero este tiene multitud de misterios y factores sobre los que no hay un control absoluto. Los especialistas plantean diversas teorías que pueden explicar los motivos por los que hay personas que no se han contagiado. Por ejemplo, se menciona que hay personas que, tras recibir la vacuna, disfrutan de un sistema inmune fortalecido que es capaz de soportar el virus al nivel de no infectarse con él. Esto no es una norma, pero sí que hay casos en los que se ha registrado como una posibilidad real.

Otra de las explicaciones médicas es que el sistema inmune de algunas personas está preparado para actuar contra el coronavirus porque, con anterioridad, se ha infectado con otros virus similares. Es como si el cuerpo recordase trazas de la infección e impida que llegue a convertirse en un problema. En añadido a esto, también hay que tener en cuenta que otros factores juegan un papel determinante, como la dieta que lleve cada persona o las horas de sueño y descanso.

La explicación podría ser la genética

Hay distintos estudios que demuestran que la explicación al motivo por el cual algunas personas no se contagian se encuentra en la genética. Por lo que parece, hay determinados factores genéticos que llevan a que los individuos sean más o menos susceptibles de contraer la infección. Esto no solo se aplica a la COVID-19, sino que también está relacionado con otras enfermedades, como la tuberculosis o el VIH e incluso la gripe.

Esto sería algo que tendría sentido para explicar cómo puede ser que haya situaciones en las que solo uno de los miembros de una pareja que convive y tiene relaciones, se contagia de la COVID-19, mientras el otro permanece sano y no sufre el virus. No obstante, los especialistas insisten en que todavía no sabemos suficiente acerca de lo que sucede a nivel genético en relación al virus.

¿No te has contagiado todavía con el coronavirus?

Es posible que tú seas una de esas personas. Lo que recomiendan los expertos y las autoridades médicas es que, incluso si te encuentras en esa situación, no te confíes y pienses que estás a salvo de la infección. Se cree que, si algo así ocurriera, podría aumentar la cantidad de contagios. Es importante continuar poniendo en práctica las mismas medidas que se hayan estado realizando hasta ahora. Si has conseguido mantenerte a salvo durante todo este tiempo, es recomendable que continúes teniendo cuidado.

La pandemia del coronavirus ha tenido unas consecuencias terribles y, hoy por hoy, todavía no ha desvelado todo lo que esconde. Los científicos continúan estudiándola e intentando llegar a descubrirlo todo acerca de la COVID-19. Lo más probable es que todavía pasarán muchos años hasta que se llegue a conocer hasta el último detalle sobre la misma. Su estudio, eso sí, ayudará a entender mejor otros posibles virus, tanto ya existentes como aquellos que aparezcan en el futuro. La experiencia que han obtenido los científicos a lo largo de este tiempo será crucial para que, si llegase a ocurrir algo similar, la sociedad estuviera mucho mejor preparada para combatir la situación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...