¿Qué es la fisioterapia?

Te hablamos de la fisioterapia y de todo lo que te aporta, así como de sus diferencias con el quiromasaje.

Hay muchas personas que confunden el quiromasaje y la fisioterapia, por lo que recientemente publicamos un primer artículo donde hablábamos de ello. En ese caso, profundizamos en el quiromasaje y te contamos todo lo que tenías que saber sobre esa disciplina. Ahora nos ponemos en el lado de la fisioterapia para hacer lo mismo y que así puedas llegar a ver la diferencia desde una perspectiva más global. Seguro que ya no vuelves a confundir ambas especialidades.

¿Qué es la fisioterapia?

Según la historia, en el año 460 a. C. se comenzó a practicar la fisioterapia. Lo hicieron físicos de la talla de Hipócrates, quienes aplicaban distintas técnicas de masaje con la misión de atender a personas enfermas o con dolores. El término fisioterapia procede de la combinación de “physis”, que significa “naturaleza” en griego, y “therapéia”, que significa “tratamiento”. De ahí que, más en el pasado, la fisioterapia fuera conocida simplemente como “terapia física”.

La fisioterapia está aceptada dentro de las ciencias de la salud y se utiliza en todos los ámbitos médicos como sistema terapéutico que ayude en procesos de rehabilitación sin fármacos. También es un buen método de diagnóstico, de prevención y de cuidado para tratar dolencias que pueden haber aparecido esporádicamente o que sean crónicas.

En su aplicación, la fisioterapia se beneficia de distintas herramientas y recursos con los que se pueden multitud de técnicas. Es el caso, por ejemplo, de la aplicación de agua, de diferentes niveles de temperatura, de ultrasonidos o incluso de electricidad. En sus ejercicios también se utilizan las manos, pero no de una manera exclusiva como sí que ocurre con el quiromasaje.

Beneficios de la Fisioterapia

Aunque se puede pensar que la fisioterapia solo es recomendable tras sufrir una lesión o dolores musculares, lo cierto es que aporta otros muchos beneficios a tener en cuenta:

  • Reduce los dolores y alivia tensión muscular en cualquier zona del cuerpo
  • Relaja la mente
  • Ayuda a evitar lesiones
  • Mejora la capacidad para descansar profundamente
  • Proporciona más facilidad para moverse con estabilidad
  • Incrementa la vitalidad y energía
  • Consigue que sea posible sentirse mejor

¿Quién debería recurrir a la fisioterapia?

Su principal marco de efecto es con personas que necesitan someterse a un proceso de rehabilitación. Tras sufrir algún tipo de problema físico, o en el caso de tener un problema crónico, la fisioterapia puede ser la técnica que marque la diferencia para conseguir una mejor calidad de vida. Gracias a esta disciplina se puede poner a prueba la zona dolorida y saber cómo está progresando o ajustar el tratamiento que necesita. Es un buen soporte a los diagnósticos y una manera de conseguir que la recuperación sea más exitosa.

Sus sesiones no solo se tienen que utilizar tras sufrir una lesión durante un breve periodo de tiempo. Puede ser algo a lo que recurrir a largo plazo con la intención de seguir aumentando el bienestar y sentir menos molestias o recuperar la movilidad.

¿Qué formación tiene un fisioterapeuta?

La Fisioterapia sí es una carrera universitaria, requiriendo pasar por cuatro años de estudios en los que los fisioterapeutas se preparan para poder trabajar bajo el reconocimiento del Ministerio de Sanidad. Estos profesionales son, por lo tanto, sanitarios reconocidos de pleno derecho, con todo lo que eso conlleva para su trabajo.

Los fisioterapeutas pueden trabajar en hospitales públicos y privados o clínicas, así como en centros de rehabilitación y otros lugares en los que se ofrezca un servicio de salud a pacientes. Son profesionales capacitados para tratar dolores, lesiones y otro tipo de problemas por medio del uso de sus manos o de las técnicas y herramientas que haya llegado a estudiar y dominar.

Más diferencias entre quiromasaje y fisioterapia

No está de más destacar otras características en las que se puede apreciar la gran diferencia que existe entre estas dos disciplinas.

  • Las sesiones de fisioterapia son frecuentes, normalmente diarias o semanales, dependiendo de la gravedad de la lesión. En el caso del quiromasaje, es frecuente dejar espacios de alrededor una semana entre cada una de las sesiones.
  • En el quiromasaje solo se usan las manos, pero con la fisioterapia es posible sacar provecho a técnicas tan avanzadas como las que usan herramientas de electroterapia.
  • El quiromasaje requiere una formación lineal, mientras que la fisioterapia se divide en ramas como la fisioterapia deportiva, la fisioterapia pediátrica o la fisioterapia neurológica, entre otras.

La diferencia entre quiromasaje y fisioterapia, de manera simple y rápida, se puede decir que se encuentra en cómo el quiromasaje previene las lesiones y dolores, mientras que la fisioterapia actúa cuando el daño ya se ha sufrido. Por supuesto, ya habrás visto en nuestro texto, que la diferencia y naturaleza de cada disciplina es más profunda, pero si necesitas explicarle a alguien rápidamente en qué se distinguen, esa es la mejor forma en la que lo puedes hacer.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...