¿Qué es el quiromasaje?

Te hablamos del quiromasaje, de cómo se realiza, en qué consiste, cuáles son sus beneficios y de sus profesionales.

¿Quiromasaje o fisioterapia? Suele ser habitual confundirse entre ambos términos. Pensar que se trata de la misma disciplina es un error más común de lo que se pueda imaginar. Pero, en realidad, hay grandes diferencias entre el trabajo que hacen los quiromasajistas y el cual llevan a cabo los fisioterapeutas. Cada una de estas disciplinas te puede aportar unas ventajas y conviene que seas capaz de reconocer todo lo que te ofrecen. Sigue leyendo y te contaremos todo lo que tienes que saber sobre el quiromasaje. En otro artículo te hablaremos de la fisioterapia.

¿Qué es el quiromasaje?

Se trata de una disciplina de masaje que basa toda su acción en el uso de las manos. Su propio nombre lo indica, ya que es una combinación de las palabras “quiros”, que significa “manos”, y “masa” (que deriva de “amasar”). Por lo tanto, es el masaje más manual que se pueda imaginar, no utilizando ningún tipo de herramienta.

Con el quiromasaje se aplica presión mecánica en el cuerpo del paciente. Las manos del quiromasajista se ocupan de actuar en las zonas del cuerpo donde el receptor tiene dolores o sensaciones negativas. Para ello se tocan los tejidos y se llega a influir en el estado de distintas partes y órganos del cuerpo. El quiromasaje no solo calma dolencias, también puede incrementar el nivel de energía, reducir el cansancio, aportar calma y mejorar el estado de ánimo. Se trata de una de las disciplinas que pueden llegar a influir más a la hora de conseguir una vida más estable y satisfactoria.

¿Para quién se recomienda el quiromasaje?

El quiromasaje es una propuesta alternativa y complementaria que está pensada para quienes buscan aumentar su calidad de vida. Se recomienda para reducir los efectos del estrés muscular, mejorar el estado de ánimo al regular la presión sanguínea y revitalizar cuerpo y espíritu.

Su aporte al día a día es realmente positivo. Ayuda a que la musculatura se recupere mejor después de haber hecho un esfuerzo físico, apoya para superar dificultades, tanto físicas como mentales, y permite prevenir dolencias y lesiones. Es un aporte que se puede recomendar a cualquier tipo de persona y que siempre encuentra un hueco para aportar algo positivo.

Beneficios del quiromasaje

Al participar en sesiones de quiromasaje es posible sacar partido a una gran cantidad de beneficios relacionados con la forma en la que este tipo de masaje actúa sobre el sistema nervioso. El bienestar que transmite se refleja en ventajas como las siguientes:

  • Relaja los músculos y los tendones
  • Facilita que sea más fácil tener confianza en uno mismo
  • Estimula los receptores de la piel
  • Reduce el estrés del día a día
  • Le proporciona mayor oxígeno a la sangre
  • Equilibra el sistema nervioso
  • Libera energía positiva y ayuda a estar más alegres
  • Ayuda a dormir con más facilidad

¿De qué fases se compone el quiromasaje?

Previo al trabajo sobre el paciente, el quiromasajista hace un análisis de la zona que va a masajear. Eso le permite comprobar en qué estado se encuentran los músculos del receptor, así como cuáles son las partes en las que se encuentran los focos de dolor.

El masaje comienza con una fase de fricción en la cual el especialista usa las palmas de sus manos para hacer movimientos cortos en las zonas de masaje. El calor que se generará con esos toques hará que el receptor se sienta mejor. A continuación, se usan cremas de quiromasaje que ayuden a aumentar los efectos de la técnica y el bienestar del paciente. Tras esto se hacen movimientos magnéticos muy lentos y superficiales en los que no se usan las palmas, sino las yemas de los dedos. Tras esto, el quiromasajista mejorará la circulación de la sangre por medio de toques en partes clave del cuerpo del receptor. Esos toques se realizan apuntando directamente al corazón, lo que ayuda a que la circulación sanguínea mejore.

Luego se amasan las fibras musculares y se aplican movimientos específicos dependiendo de la zona del cuerpo que necesite el tratamiento de quiromasaje. Para finalizar, se llevan a cabo ejercicios de cierre, como un drenaje venal, a fin de ayudar al paciente a encontrarse mejor.

¿Qué formación tiene un quiromasajista?

El quiromasajista, al menos en España, no necesita una titulación oficial. No existe una carrera determinada, pero sí hay multitud de escuelas y titulaciones no oficiales que quienes estén interesados en esta disciplina tienen que valorar para poder aprender y dominar su técnica.

Los quiromasajistas se forman en técnicas de masaje, en colocación y posición de los pacientes, en tratamiento e interacción con distintas zonas del cuerpo y en otras técnicas de relajación. Son profesionales cuya formación requiere cientos de horas de estudio y práctica para poder garantizar que, cuando los pacientes se ponen en sus manos, van a poder disfrutar de un buen servicio beneficioso para su salud.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...