Nuevo avance en la lucha contra la alopecia

El estrés, la genética, los niveles de testosterona y hasta la alimentación afectan a la caída del cabello en los hombres y ahora podría encontrarse una solución definitiva gracias a la prostagladina D2.

El estrés, la genética, los niveles de testosterona y hasta la alimentación afectan a la caída del cabello en los hombres. Algo que a muchos trae de cabeza y que sin embargo, por mucho interés que se ponga en evitarlo, parece no existir un remedio generalizado para luchar contra esta pérdida de cabello.

La calvicie podría tener una solución definitiva

Sin embargo, puede que todo esto cambie para fortuna de muchos. Científicos de la universidad de Pensilvania han publicado recientemente los resultados de un estudio que podría suponer un avance en la lucha contra la calvicie. El estudio parece demostrar que una partícula desconocida, la prostaglandina D2, es uno de los factores que influye de forma directa en la alopecia.

Esta partícula sería así la responsable de que se reduzca progresivamente el crecimiento del pelo. Esta sustancia, debilitaría el riego sanguíneo de la zona, densificando y comprimiendo la raíz capilar. De este modo, el caballo, desoxigenado crece más fino y débil, desprendiéndose con suma facilidad.

En este sentido, los últimos estudios habrían revelado que, en las zonas afectadas por la calvicie, la prostaglandina se encontraría en mayor cantidad que en las zonas que aún conservan el cabello. Un descubrimiento que, aunque no es notorio, ha entusiasmado a la comunidad científica centrada en el estudio de la caída del cabello, por las aplicaciones paliativas que podría tener.

Según el Presidente del congreso de la Sociedad Internacional de Trasplante (ISHRS) el dermatólogo español, Dr. Francisco Jiménez Acosta destacó, “Se trata del descubrimiento más importante del año”. La razón es que la detección de los efectos de esta partícula podría llegar a bloquear su acción sobre el folículo del pelo, y, en un futuro, posibilitar la recuperación del pelo afectado antes de que acabe perdiéndose por completo.

La alopecia androgenética (alopecia prematura) afecta al 50% de los hombres españoles que superan los 50 años según el Doctor Jiménez Acosta. De estos sólo un 10% buscan los tratamientos adecuados para solucionarlo.

Actualmente existen tratamientos que permiten reducir o incluso revertir a medio plazo los efectos de la alopecia androgénica. El minoxidil es un producto que ha demostrado científicamente su efectividad. El inconveniente radica en los posibles efectos secundarios y en la necesidad de utilizar constantemente el tratamiento para mantener los resultados.

Quizás este nuevo elemento, prostaglandina D2, suponga un paliativo a medio plazo hasta descubrir una cura definitiva contra este trastorno al que muchos califican de enfermedad por sus repercusiones psicológicas y anímicas en aquellos que la sufren.

Imagen: Dominio Público

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...