Los xenotrasplantes cada día más cerca

La medicina ha tenido un objetivo desde los últimos años, hacer viable el xenotrasplante, esto es el trasplante de órganos, tejidos o células de una especie a otra. Ahora, todo parece un poco más cercano.

¿Habéis escuchado o leído alguna vez sobre el xenotrasplante? Consiste en el trasplante de tejidos, células u órganos de una especie a otra, aunque preferentemente entre aquellas que estén próximas a evitar rechazo, como pueden ser de cerdos a humanos.

Los cerdos tienen un alto grado de compatibilidad con los humanos

El poder utilizar animales como fuente de órganos para trasplantes humanos es uno de los grandes objetivos que tiene la medicina para poder solucionar la gran cantidad de personas en listas de espera que encontramos en hospitales de todo el mundo. Sin embargo, hay problemas con el rechazo que el cuerpo humano hace de ese órgano, y es por ello que toda la atención está centrada en las células madre.

Aún hay una necesidad de órganos muy elevada. Sólo en UK hay 8.000 personas en lista de espera y algunos investigadores están diciendo que los trasplantes de órganos de animales “podrían convertirse pronto en una realidad”, pero no como se esperaba originalmente.

Los cerdos se han utilizado como fuente para recrear las válvulas del corazón, que son las que controlan el flujo de sangre de tan importante órgano. Aquí las células de cerdo son químicamente eliminadas, pues el sistema inmune humano rechaza el tejido del cerdo, matándolo rápidamente.

El Dr. David Cooper, de la Universidad de Pittsburgh, ha expresado a la revista The Lancet que los problemas con el rechazo de órganos se están superando. ¿Cómo? Algunos cerdos (conocidos como cerdos GTKO), han sido modificados genéticamente para que no produzcan una proteína propia, la galactosiltransferasa, que es una de las que ataca el sistema inmune humano.

Sin embargo, los autores dicen que ésta no es la principal causa del rechazo y del posterior fracaso del injerto, pues otras cuestiones se han vuelto más prominentes, como los problemas con los coágulos de sangre dañinos y las inflamaciones, lo que hace que se requieran aún más modificaciones genéticas.

Por este motivo, sólo dicen que los xenotrasplantes no serán posibles hasta dentro de varios años, pero de todos modos creen que no serán tantos como podríamos imaginar pues ahora han dejado a un lado el tratamiento de órganos para centrarse en las células, y de hecho ya están haciendo pruebas.

En los pacientes con diabetes tipo 1, el sistema inmunológico ataca las células beta del páncreas, que son las que controlan los niveles de azúcar. La mayoría de las personas puede controlar la enfermedad con insulina, pero muchos pacientes ya están incursionando en la terapia para reemplazar células perdidas, aunque hay un tiempo de espera de 18 meses y el número de células que pueden ser trasplantados en cada paciente es limitado.

Los autores argumentan que el uso de cerdos como fuentes para estas células es mucho más alentador que su uso para intentar trasplantar órganos enteros. “Debido a que la insulina de cerdo se administra a pacientes con diabetes desde hace décadas y que un mono diabético ha sobrevivido más de un año apoyado sólo por los islotes de cerdo, un xenotrasplante de islotes con humanos sería con seguridad un éxito”.

Los ensayos clínicos se están realizando en Nueva Zelanda, y si bien los investigadores se muestran interesados, dicen que se debe ser muy prudente pues todavía no se sabe si es un tratamiento efectivo y seguro.

Fuente: BBC
Imagen: dr_pablogonzalez en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...