Las células madre para evitar el rechazo en los trasplantes

En España, las investigaciones también ven sus frutos, como los llamados ‘bebé medicamento’.

Uno de los grandes problemas con los que se encuentran los pacientes que necesitan un trasplante es el rechazo. A la hora de donar un órgano, se necesita que sea compatible, pero a veces eso no es suficiente. Un estudio dice que el uso de células madre puede solucionar este problema. El donante no solo da el órgano, sino que también facilita células madre para ayudar a ser más compatible.

Para que se pueda investigar sobre las células madre es necesaria una buena formación

El estudio se realizó en Estados Unidos con ocho voluntarios que habían recibido un riñón. Cinco de ellos no necesitaron medicación inmunosupresora un año después, tres sufrieron una infección viral y dos sufrieron rechazo. Los cinco pacientes a los que le funcionó el estudio se llaman ‘quimeras’, ya que tienen células de dos orígenes genéticos distintos.

Al donante se le piden también células madre de su médula ósea, que se manipulan y se le quitan las características específicas, para que sean así como células universales, compatibles con todo. Al paciente se le destruye el sistema hematopoyético, el generador de células de la sangre, como se hace para curar la leucemia, y se le dona la nueva médula y después el órgano.

Con este estudio, se demuestra la utilidad de las células madres para curar enfermedades. Todavía hay muchas investigaciones que se están llevando a cabo y todavía hay mucho por descubrir. Para ello es necesaria la formación, cursos y masters a distancia son la clave para que puedan aparecer nuevos investigadores que saquen a la luz sus descubrimientos.

En España, también se han llevado a cabo investigaciones con células madre. Las más famosas son los conocidos como ‘bebés medicamento’, que son niños manipulados genéticamente para que sean compatibles con un hermano que sufre alguna enfermedad, para que así pueda recibir sus células madre sanas y recuperarse. El primer caso en nuestro país fue Javier, que nació con la esperanza de poder ayudar a su hermano Andrés, de 7 años, que sufría una beta-Talasemia mayor (una anemia congénita severa). Y el segundo fue hace un mes, cuando Estrella nació para salvar a su hermano Antonio, afectado de aplasia medular severa (enfermedad que impide la creación de células sanguíneas en la médula ósea).

Pero las células madre se necesitan para muchas cosas más. Tanto en Madrid como en las demás comunidades autónomas, se están llevando a cabo investigaciones y estudios de campo para analizar el uso de las células madre, tanto embrionarias como adultas, en la medicina regenerativa e incluso otros campos todavía por descubrir.

Foto: Pontificia Universidad Católica de Chile

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...