Josep Pàmies, el payés de la Stevia

Josep Pàmies es un agricultor de Balaguer (Noguera) que se dedica a cultivar de una forma natural, sin pesticidas y respetando el medio ambiente. Entre verduras, flores comestibles y plantas medicinales destacan sus campos de Stevia Rebaudiana, una planta prohibida en España y el resto de Europa, y que tiene propiedades endulzantes, hipoglucémicas e hipotensoras. Esta planta, que crece en zonas climáticas tropicales, sobre todo en Paraguay y Brasil, era usada por los indígenas guaraníes para endulzar.

Sin embargo, las industrias farmacéuticas, las azucareras y de endulzantes artificiales con ciclamato y aspartamo (ambos conocidos por sus graves efectos secundarios, como el cáncer), luchan porque esta planta no sea permitida, aunque en países asiáticos y latinoamericanos está ya ampliamente extendida, y empresas como la Coca-Cola la utilizan para endulzar sus bebidas light. En Estados Unidos, por ejemplo, está permitido el consumo de Stevia Rebaudiana como edulcorante, pero no se ha conseguido venderla por sus diversas propiedades para la salud, entre ellas, el efecto hipoglucemiante en pacientes con Diabetes de tipo I y II, y el efecto hipotensor que el mismo Pàmies ha experimentado tras dos años de masticar una hoja de esta planta todas las mañanas.

“Muchos han reducido sus inyecciones de insulina y otros han dejado de tomar pastillas antidiabéticas» asegura Pàmies. «He llevado la planta a los especialistas en diabetes del Hospital Arnau de Vilanova, en Lleida, pero no me han hecho ni caso” reclama el agricultor, que lo único que desea es mejorar la salud de las personas que lo rodean. Ha recibido varias denuncias por parte de la Generalitat Catalana, y sin embargo, él sigue adelante. Se le ha prohibido en primera instancia indicar las propiedades medicinales de la planta, y poco después se le prohibió también venderla, por lo que la regala, mientras vende otras plantas que no están prohibidas. También vende hojas secas en mercados como el de Barcelona o el de Valencia como endulzante, pero sin indicar las propiedades medicinales. Cree que es más importante mejorar el estilo de vida y la salud de sus nietos y de los nietos de los demás, que temer a una supuesta represión por parte de las industrias farmacéutica y de endulzantes químicos.

Lo que lo impulsó a tomar esta decisión hace ya quince años fue su propio estado de salud. Por ese tiempo, sus cultivos estaban perdiendo fuerza, y fue cuando un agricultor ecologista más joven que él le dijo que eso se debía a todas las «mierdas» que le estaba metiendo a las plantas. Haciendo un paralelismo, llegó a la conclusión de que lo natural era lo mejor, tanto para las plantas como para él. Personas como el cocinero Ferrán Adrià utilizan esta planta, cedida por Pàmies, para cocinar de una manera más saludable.

Fuente: Blog de Josep Pàmies

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...