El Ayurveda, una forma oriental de curar

Cuando la medicina no poseía los conocimientos ni medios actuales, el ser humano se basaba, para curarse, en una combinación de filosofía y terapéutica que, en muchos casos, ha llegado a nuestros días. Son las llamadas medicinas tradicionales. Entre ellas se encuentra el Ayurveda, que aquí explicamos.

En un tiempo en que la Medicina no poseía los medios ni conocimientos que tiene en la actualidad, los seres humanos trataban de curar sus dolencias mediante una combinación de filosofía y terapéutica que, en muchos casos, ha llegado hasta nuestros días. Son las que se conocen como medicinas tradicionales y, entre ellas, una de las más antiguas es el denominado Ayurveda, término que procede del Sanscrito y que viene a significar «ciencia de la vida».

Sus orígenes se remontan a la India de hace cinco mil años y, como decíamos, no sólo se trata de un sistema para curar sino también de una forma de conservar la salud o, dicho de otro modo, de una filosofía que plantea la prevención de la enfermedad antes de que ésta aparezca. Para ello, se ocupa del ser humano de una forma integral, abarcando tanto su cuerpo como su mente y su espíritu. Es, por tanto, lo que se denomina un sistema holístico.

Foto de un masaje ayurvédico

Una demostración de masaje ayurvédico

La base filosófica del Ayurveda parte de la concepción de que existe una equivalencia entre el macrocosmos o universo y el microcosmos o persona y otro tanto sucede entre el cuerpo de ésta y su mente: lo positivo o negativo que le ocurre al primero repercute en la segunda. Por tanto, la salud se basa en el equilibrio entre ambos. Así mismo, se apoya en la Teoría de los cinco elementos del mundo visible: éter, aire, fuego, agua y tierra.

Desde un punto de vista más científico, diferencia tres tipos de cuerpos: el Vatta es de contextura menuda, inquieto y activo, aunque se cansa con facilidad; el Pitta es de constitución mediana, lógico y práctico y, por último, el Kapha es fuerte físicamente, tranquilo, afectuoso y metódico. Además, distingue entre siete tipos de tejidos o dhatus. Cada una de esas clases cuerpos, tiene tendencia a padecer determinado tipo de enfermedades.

En consecuencia, una vez determinado el tipo del paciente, se le proporciona una dieta de desintoxicación para depurar el cuerpo. Y, como elementos complementarios, utiliza masajes –generalmente con aceites de coco o sésamo- y, sobre todo, disciplinas de tipo integral como el Tai-Chi o el Yoga que contribuyen a mejorar el estado general de la persona. En suma, aunque no se trata de medicina en sentido estricto, sus efectos, según algunos estudios científicos, son beneficiosos para la salud: las dietas ayudan a reducir los niveles de colesterol y los problemas digestivos y sus técnicas de relajación reducen la ansiedad.

Fuente: Medicina Ayurveda.

Foto: Kristian F.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...