Con solo soplar se podrán detectar todo tipo de enfermedades

El novedoso método permitiría prescindir del análisis de sangre y, con ello, abaratar costos y terminar con los engorrosos pinchazos.

Primero se inventaron unas tiras de papel que cambiaban de color cuando había alcohol en el aliento, un producto creado para la amas de casa que querían comprobar si sus esposos retornaban a sus hogares con algunas copas de más.

En la actualidad esta tecnología evolucionó pero con fines más saludables, ya que se ha informado que en pocos años por este medio se podrá conocer distintos problemas de salud, dejando de lado los análisis de sangre, metodología que permitirá abaratar costos y terminar con los engorrosos pinchazos.

La idea será que con solo soplar por un tubo podremos conocer cuáles son nuestros males, un «espectrómetro de masa» una herramienta que sirve para medir diversas variables llamadas biomarcadores que podrán revelar enfermedades diferentes como diabetes, infecciones gastrointestinales, tuberculosis y hasta fallas de órganos trasplantados.

El director del Programa Vascular Pulmonar del Instituto de Investigación Lerner de la Clínica Cleveland, Raed A. Dweik, «todos los padecimientos se pueden encontrar con  un simple análisis sanguíneo lo mismo puede ocurrir a través de una prueba de aliento siempre que se encuentre un elemento volátil».

Por su parte Cristina Davis,  profesora del área de ingeniería mecánica y aeroespacial de la Universidad de California,  ya está trabajando en un escáner portátil que detectará enfermedades pulmonares como asma infantil solamente con medir las cantidades de oxido nítrico en el aliento.

Claro que la mayoría de estos avances en materia de aliento están en etapa experimental y necesitan estar estandarizados antes de ponerlos a disposición en los consultorios médicos,  que incluyan calibraciones de diversos factores, como partículas en el aire, restos de comida, edad del paciente y hasta medicamentos que este consumiendo, características  que pueden variar o alterar los resultados del examen.

Es por esto que muchos científicos piensan que la alternativa más confiable sería una «nariz electrónica», que contengan múltiples sensores  que analicen el aliento sin tener que descifrar las partículas,  que distinga los olores sin tener que descifrar los químicos que lo componen.  Para esto los científicos deberán armar un dispositivo que determine programaciones a partir de los principales puntos de cada enfermedad.

Esto no sería tan lejano ya que Davis ha comentado que «no pasaran más de cuatro años para que se vean progresos increíbles en esta materia, que se convertirá como un termómetro, que podrá determinar enfermedades con precisión en su propia casa, dejando las consultas medicas para problemas más importante».

Fotografía:  olga.palma en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...