¿Cómo usar una prueba de embarazo?

¿Quieres saber cómo usar una prueba de embarazo? Te lo contamos de una manera muy sencilla y rápida.

¿Necesitas saber cómo usar una prueba de embarazo? Es posible que te encuentres en una situación en la que tengas que recurrir a la prueba para salir de dudas. Hay muchas situaciones en las que la prueba de embarazo se realiza cuando ya tienes algunos síntomas, mientras que, en otras ocasiones, la usas debido a que has tenido un despiste y quieres quedarte tranquila al respecto.

¿Cómo usar una prueba de embarazo? Guía paso a paso

Lo primero que tienes que hacer es quitar el plástico que el tubo tiene en la parte de la cabeza. Al quitarlo, lo que queda al aire es la parte que sirve para el contacto con la orina. El protector está donde está como forma de proteger el test de embarazo y que así no se eche a perder. Por lo tanto, no le quites el protector hasta el momento en el que estés pensando en usarlo.

Lo siguiente que tienes que hacer es orinar y colocar el tubo con la tira absorbente en la corriente de la orina. Es importante que no retires el tubo con rapidez, sino que lo dejes unos segundos, alrededor de 10. Eso permitirá que el contacto de la orina con la tira del tubo sea el adecuado.

Ahora vuelve a poner el protector con la intención de proteger la muestra y dejar que se haga el proceso de análisis. Tendrás que esperar el periodo de tiempo que se indique en la prueba de embarazo. Normalmente suelen ser 5 minutos. Asimismo, pon la herramienta apoyada horizontalmente sobre un lugar estable que, además, esté limpio, como una mesa. Ahora analiza el resultado según lo que te explicamos en el siguiente apartado.

¿Cómo analizar el resultado de la prueba de embarazo?

Hay dos posibles resultados: positivo o negativo. El test es negativo si solo aparece la línea de color rojo que representa la eficacia del test. Es habitual asustarse o sorprenderse al ver esta línea, pero no se debe caer en la confusión. Una línea significa que el test funciona y es lo que se conoce como línea de control. Es fundamental tener en mente que esta línea de control se suele ver bastante remarcada, siempre con color rojo sobre el fondo blanco. Si esa línea apareciese un poco difuminada o borrosa, quizá estaría dándose el caso de que el test no se encuentre en muy buen estado.

El test positivo también muestra la línea de control, por supuesto. Pero, a diferencia del caso anterior, ahora también aparece otra línea de color rojo en el lado. Esta sí es la línea de test, la que confirma que, de forma indudable, la mujer que se ha hecho la prueba está embarazada. ¿Qué ocurre si la línea de test se ve un poco borrosa o no está demasiado marcada? No importa. El test tiene una alta precisión y si ha mostrado la segunda línea es porque existe embarazo, ni más ni menos.

El motivo por el cual la línea puede verse más o menos se encuentra en el nivel en el que se encuentre el proceso de embarazo. Será menos intenso a menor tiempo, pero irá aumentando su intensidad a medida que se vaya haciendo más y más sólido.

¿Hay otra forma de hacerla?

Hay una manera distinta de usar el test de embarazo en vez de tenerlo bajo la corriente de orina durante el periodo de tiempo que hemos indicado antes. Así, lo que hay que hacer en esta alternativa es poner la orina en un bote, como un tarro de los que se usan para hacer las muestras en las analíticas, y orinar dentro de él. Luego hay que introducir la zona de contacto del test en el bote de orina y mantenerlo dentro durante el mismo periodo de tiempo.

Es un sistema alternativo que, para muchas mujeres, resulta más cómodo y que, en cualquier caso, tiene el mismo nivel de efectividad.

¿Es recomendable hacer dos tests de embarazo?

Depende de la situación y del contexto. Si te has encontrado con un resultado positivo, es muy poco probable que se trate de un error. Si bien siempre puede ocurrir, lo más posible es que no se trate de un falso positivo. Por lo tanto, la decisión depende de ti, pero lo más recomendable es acudir a tu ginecólogo. En el caso de que el resultado sea negativo y que tengas una falta o notes que hay algo diferente en tu cuerpo, sí que podrías llegar a hacer una segunda prueba.

Lo más recomendable es esperar unos días para repetirla, pero si tienes mucha urgencia también puedes probar el mismo día a modo de segunda opinión. En cualquier caso, siempre puedes consultar con tu médico en el caso de que tengas dudas o algún tipo de problema. Todo el mundo recuerda su primer test de embarazo positivo. ¡Es el inicio de algo genial!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...