¿Cómo producir más leche materna?

Os damos algunos consejos y recomendaciones con los que podéis aumentar la producción de leche materna si no tenéis tanta como quisierais.

Si has empezado a dar el pecho, pero te preocupa que no salga tanta leche como necesita tu bebé, seguro que te estarás preguntando cómo producir más leche materna. Si bien la leche materna se puede complementar con leche para bebés y que así la cantidad que le das le aporte nutrientes y defensas, lo cierto es que a todas las madres les gusta poder darles a sus hijos la mayor cantidad posible de pecho. Por ello, es conveniente que tengas en cuenta una serie de consejos que puedes aplicar con facilidad y que te ayudarán a conseguir mayores volúmenes de leche.

Usa el sacaleches cada 3 horas

Es conveniente que te pongas una rutina y que la cumplas siempre que puedas. Esta rutina debería ser del uso del sacaleches cada 3 horas, intercalándolo con los momentos en los que el niño podría llegar a beber directamente de tu pecho. Si te sale poca leche y prefieres dársela al niño en su biberón, no te olvides nunca de mantener la rutina de las 3 horas. Lo que puedes hacer es aplicar el sacaleches durante 15 minutos en cada pecho y turnarlos o usar un modelo doble para hacer los dos a la vez.

Recuerda que el proceso de sacar la leche aumenta en volumen en base a las cantidades que se haga. Es decir, cuantas más veces te saques la leche, más cantidad irá generándose la siguiente y la siguiente vez. No pienses que es mejor esperar 6 horas para usar el sacaleches porque “así habrá más leche”. Esa teoría no es cierta. Lo mejor es hacerlo cada pocas horas (3) y conseguir mejorar el proceso para que cada vez haya una producción de leche mayor.

Confía en el aporte de tu bebé

El bebé está programado para buscar tu pecho e intentar obtener toda la leche posible. Piensa que, aunque la cantidad que beba no sea alta, lo que estará haciendo será ayudar a que tu producción de leche también aumente. Así, puedes intercalar el uso del sacaleches con las ocasiones en las que tu bebé saque directamente la leche de tu pecho, creando así un sólido programa para mejorar la producción.

No uses solo un pecho

Ese es un gran error, porque lo que estarías haciendo sería afectar a la estabilidad de la producción. El funcionamiento de tus pechos para la producción de leche es muy simple, e implica que ambos tienen que vaciarse para que el proceso pueda continuar. Por lo tanto, acostúmbrate a utilizar ambos tanto cuando uses el sacaleches como cuando estés dando de mamar a tu hijo. Incluso si uno de los pechos parece generar menos leche que el otro, no tienes de qué preocuparte. Continúa haciéndolo con ambos.

Asegúrate de que el bebé está bien agarrado

Resulta vital que sepas que tu bebé está bien agarrado a tu pecho y haciendo el movimiento de succión de forma adecuada, así como tragando la leche con eficacia. Si tienes dudas sobre si el bebé lo está haciendo bien, puedes consultar con un especialista que te dirá si el bebé está sujeto de una manera adecuada o si tiene que hacer algún tipo de cambio.

Revisa tu medición

Quizá el motivo por el cual no estás produciendo demasiada leche sea porque estés tomando algún tipo de medicación que está contribuyendo a su bloqueo. Por ello, es conveniente que consultes con tu médico para que pueda hacer una revisión de las medicinas que estás tomando y así revisar si hay alguna alternativa que no afecte a tu producción de leche.

¿Por qué no produzco más leche materna?

Ahora que te hemos explicado cómo llegar a producir una mayor cantidad de leche materna, lo que queremos hacer es revisar algunos de los motivos por los que quizá haya pasado esto. Es posible que uno de los motivos haya sido que esperases demasiado para comenzar a dar el pecho al bebé. Es recomendable hacerlo poco después de que el niño nazca, ya que estará con hambre y necesitará nutrientes para sus primeras horas.

Hay otros factores, como que el bebé sea prematuro, lo que habrá llevado a que tu preparación no sea tan larga como en otras madres. También influye si hay tenido cirugía de mama, si has tenido hipertensión estacional, que tengas un alto nivel de peso (obesidad) o que tengas diabetes con dependencia de insulina.

En cualquier caso, todo tiene solución y, aunque haya factores que juegan en tu contra, te recomendamos que estés muy atento a todo lo que puedas hacer con la intención de mejorar la producción. A veces no es tan complicado como parece y, por otro lado, cualquier cantidad de leche que puedas darle a tu bebé será importante para él. Así que sigue usando el sacaleches y dándole el pecho al niño para que disfrute de las defensas y nutrientes que le transmites cada vez.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...