¿Cómo prepararse para un embarazo?

Te damos una serie de recomendaciones y pautas que te vendrán muy bien si te estás pensando en quedar embarazada.

¿Estás pensando en quedarte embarazada y quieres saber cómo prepararse para un embarazo? Si eres una persona que quiera hacerlo todo a la perfección y asegurarse de que todo irá fantástico, es recomendable que sigas una serie de pautas. En este texto hemos reunido las más importantes y con las que te ayudaremos en este importante momento de tu vida.

Tomar un suplemento de ácido fólico

Una de las primeras cosas que te recomendamos hacer cuando te estés planteando el embarazo, será introducir un suplemento de ácido fólico en tu día a día. Es más importante de lo que puedas imaginar y son muchos los especialistas que lo recomiendan. El suplemento tiene que ser de 400 microgramos, y tomarse a diario. Además, recuerda que no solo hay que tomarlo durante el periodo en el que estés intentando quedarte embarazada. También habrá que seguir con el ácido fólico después hasta el momento en el que hayas cumplido las doce primeras semanas de embarazo.

¿Por qué es importante la ingesta del ácido fólico? Tiene distintos usos, pero uno de los más importantes se encuentra en reducir el riesgo de que el bebé sufra algunos problemas de salud en su formación. Por ejemplo, es un buen remedio para reducir las posibilidades de sufrir NTD, defectos de formación que pueden acarrear serios inconvenientes para la vida del bebé.

De todas maneras, te recomendamos consultar con tu ginecólogo la toma de ácido fólico m dado que hay casos en los que la cantidad cambia o en los que hay que tener aspectos en cuenta adicionales. Así, por ejemplo, hay situaciones en las que la cantidad de ácido fólico que se tomará diariamente será superior, de 5 miligramos. Esto ocurre en distintos casos, como cuando la embarazada tiene diabetes.

Deja el consumo de alcohol

Te lo habrán dicho tus amigos y familia, así como los médicos con los que hayas hablado. El alcohol se tiene que eliminar del día a día de forma inmediata. El alcohol tiene unos efectos muy negativos en el desarrollo del bebé y en todo el proceso de embarazo. Afecta al bebé en distintos procesos de su formación y crecimiento y llega a producir efectos indeseados que hay que evitar por todos los medios posibles.

No tomes medicinas sin consultar con un médico

Como puedes deducir, no todas las medicinas son recomendables para las mujeres que están pensando en quedarse embarazadas o que ya lo han conseguido. En ningún contexto deberías medicarte sin recibir la receta por parte de tu médico después de comprobar tu situación de salud. Es fundamental tener cuidado con las medicinas y no tomarlas sin que exista una base que lleve a ello. La supervisión por parte de un profesional de la medicina es imprescindible.

Deja de fumar

El tabaco es, junto al alcohol, uno de los grandes enemigos a evitar. El tabaco puede causar distintos problemas en el bebé y en el embarazo que a nadie le gustaría tener que afrontar. Por ejemplo, es causa de parto prematuro, del síndrome de muerte súbita del lactante, de tener un peso muy bajo en el nacimiento o de sufrir abortos. Aunque entendemos que dejar de fumar puede ser difícil, se recomienda a todas las mujeres que piensen en su salud y la de su bebé para poder abandonar este hábito.

Además, piensa que no solo el humo propio es dañino, sino que el humo que se inspira por parte de personas que están fumando a tu alrededor también es muy nocivo. Por ello, convierte tu casa en un espacio libre de humos y así todo el mundo se beneficiará de ello.

Haz dieta y mantén un peso adecuado

El sobrepeso es un problema en el proceso de quedarse embarazada. Si tienes problemas para quedarte embarazada, es posible que uno de los problemas que estén jugando en tu contra sea el peso. Por ello, es recomendable que adoptes una dieta saludable y unos hábitos de alimentación convenientes que te ayuden a eliminar este problema de la ecuación.

Tener un exceso de peso puede derivar en problemas tanto para el bebé como en el embarazo en general, como tener diabetes o presión arterial alta. También hay casos en los que se han producido abortos que han encontrado su origen en un exceso de peso y una dieta poco saludable.

Consulta con tu ginecólogo

Es importante que, sea cual sea tu situación, si te encuentras en un caso en el que no te quedas embarazada por mucho que lo intentes, no pierdas tiempo y hables con tu ginecólogo. Es posible que haya otros factores en los que no has pensado que podrían estar afectándote de una manera negativa. También será la forma de tener información que te ayudará a prepararte y que te pondrá en la recta de salida de la mejor manera posible. Confía siempre en tu especialista para que te ayude en este bonito proceso.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...