¿Cómo hacer un masaje tántrico?

El masaje tántrico es una disciplina que cada vez se practica más y que tiene muy buena aceptación entre todo tipo de personas.

¿Alguna vez te has preguntado qué es un masaje tántrico? Es una de las terapias y disciplinas que más está llamando la atención de más personas, sobre todo de parejas. Se practica en el mundo entero y tiene efectos muy beneficiosos. El masaje tántrico se concentra en el desarrollo del tantra y en todo aquello que puede aportar para que tanto cuerpo como mente y espíritu se encuentren en equilibrio.

¿Qué es el masaje tántrico?

Se trata de un masaje de origen oriental que utiliza el tantra como elemento fundamental y que busca que la persona receptora llegue a liberar todo su espíritu y disfrutar de la mejor expansión físico-emocional. El masajista responsable de su aplicación mueve la energía del individuo y se ocupa de utilizarla con la intención de lograr que el paciente alcance su máximo estado posible de plenitud.

El tantra indica que se deben explorar los conocimientos del cuerpo de las personas, la búsqueda de las mejores sensaciones y el uso del organismo como herramienta para la estimulación. En el masaje tántrico no solo trabaja el masajista, sino que el receptor también es responsable de que se consigan los mejores resultados. En su caso, el individuo tiene que aceptarse a sí mismo como es y, de esa manera, disfrutar de la experiencia.

¿Cómo hacer un masaje tántrico?

Se trata de una práctica que todavía sigue siendo una gran desconocida en el mundo del masaje, por lo que es recomendable que sigas los pasos uno por uno para aprender a hacerla de la mejor manera posible.

Paso 1. Prepara la habitación

Para comenzar, crea un buen entorno que sea agradable para la práctica de un masaje como este. Es recomendable que reduzcas la cantidad de luz en la habitación, que pongas velas aromáticas y selecciones una música de ambiente relajante. Además, recuerda que este tipo de masaje es mejor hacerlo cuando tengas la seguridad de que tú y tu pareja no seréis interrumpidos. Ni llamadas de teléfono inoportunas, ni el timbre de la puerta… es mejor que no haya ninguna interrupción.

Paso 2. Desnúdate y respira

Antes de comenzar, las dos personas se tienen que desnudar. Se busca un contacto directo, sensual e íntimo. Es recomendable hacer ejercicios de respiración para desconectar la mente y partir de un estado de calma que ayude a que las sensaciones resulten más favorables.

Paso 3. Prepara el aceite

Un buen masaje tántrico requiere un buen aceite que ayude a que el deslizamiento de los dedos por el cuerpo del receptor resulte más agradable y satisfactorio. Algunas de las mejores recomendaciones de aceites incluyen el de aguacate o de coco. Ten en cuenta, en todos los casos, que es conveniente que el aceite esté a una temperatura tibia, para que así el contacto con la piel resulte más positivo.

Paso 4. Masajea el cuerpo del receptor

A continuación, pasa tus manos por los puntos de energía principales de la persona que está recibiendo el masaje. Hazlo con movimientos suaves y circulares que ayuden a relajar el cuerpo. Lo mejor es que partas desde la cabeza y que, poco a poco, vayas bajando a través de todo el cuerpo. Detente en los puntos que acumulan una mayor carga de tensión y en los que el cuerpo encuentra sus principales focos de Qi.

Para que el efecto del masaje sea mejor, combina la suavidad, intimismo y sensualidad con una presión más intensa en algunos puntos concretos del cuerpo. Esa combinación de masaje suave e intenso, con más y menos presión, favorecerá a que el organismo alcance su máximo nivel de relajación. Así, el receptor bajará las defensas y se entregará a la búsqueda de un estado más relajado.

Paso 5. Alcanza la relajación

Con un masaje tántrico no es obligatorio alcanzar el clímax. Todo depende de la persona que esté recibiendo el masaje, así como de quien lo realiza. Lo importante es llegar a conectar con el otro individuo, dejar que fluya toda la energía y alcanzar un nivel de estímulo que despierte los sentidos. A partir de ahí, cada persona es distinta y disfruta del final del masaje del tantra de una manera diferente. Es recomendable que explores estas posibilidades y que así disfrutes de todo lo que proporciona este tipo de masaje tan especial.

Por ejemplo, hay personas que alcanzan ese máximo nivel de relajación que garantiza el masaje tántrico sin tener que llegar al clímax. O se puede llegar a él de una manera interna. De esa forma, la energía vital se concentra y queda recluida dentro del cuerpo a fin de beneficiar a la persona de una manera constante.

Es recomendable probar este tipo de masaje en pareja y comprobar los distintos beneficios que puede aportar. Es, entre otras cosas, una de las terapias que más se suelen recomendar para parejas que han desconectado y que quieren volver a tener una buena relación en todos los sentidos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...