¿Cómo hacer crecer el pelo?

¿Necesitas saber qué hacer para que te crezca el pelo? Te damos algunos consejos naturales que te ayudarán.

Pasan los años y todos, en mayor o menor medida, nos terminamos encontrando con ese enemigo que representa la caída del cabello. Y es entonces cuando, casi a la desesperada, nos ponemos a buscar formas de solucionarlo y de conseguir evitar algo en lo que quizá no habíamos llegado a pensar antes. Así es como es posible que hayas llegado hasta aquí, buscando cómo hacer crecer el pelo, intentando descubrir qué te ayudará a recuperar tu mata de cabello, o al menos, una gran parte de ella.

Te recomendamos sentarte y leer con calma, porque es un viaje largo e intenso. Nos vamos a concentrar en aquellos remedios y soluciones que te ayudarán a impulsar el crecimiento del pelo de una manera natural.

Hay que cortarse las puntas

Siempre suena paradójico. ¿Me tengo que cortar las puntas para que me crezca mejor el pelo? ¿Cortar para crecer? Pero sí, es lo que hay que hacer. Seguro que tu madre te decía desde pequeño que era muy importante ir a la peluquería de forma periódica para cortarse las puntas. Ahora puedes entender el motivo. Cuando cortas las puntas, lo que estás haciendo es proporcionarle al cabello un punto de inflexión que le permitirá continuar creciendo de una manera saludable.

Las puntas se tienen que cortar de una manera periódica y cada vez habrá que cortarlas menos a medida que estén más cuidadas. Es decir, que, si cortas las puntas de una forma frecuente, cada vez notarás cómo el peluquero cortará una menor cantidad de pelo. Si hablamos de frecuencias, cortar las puntas será necesario cada alrededor de 3 meses, aunque también dependerá de tu pelo. Cada vez que cortes las puntas, estarás ayudando a que el pelo crezca a una gran velocidad, que esté sano y que se encuentre lleno de energía.

Incluso si has perdido un poco de pelo, no deberías preocuparte por cortar las puntas. No pienses en que estás cortando pelo cuando lo intentas proteger por todos los medios posibles. No enloquezcas. Deja que el pelo se reinicie con el corte de las puntas.

Hazte masajes en la cabeza

Los masajes son beneficiosos en todas las partes del cuerpo y tienen muchos beneficios. Por supuesto, también te irán muy bien en el cuero cabelludo. Un masaje en el cabello te ayudará a que el pelo se regenere de una manera más efectiva debido a la activación que estarás generando en la microcirculación. Haz el masaje haciendo círculos con los dedos, presionando con las yemas para que el cuero cabelludo se beneficie de la relajación que le estás dando.

El cuero cabelludo se beneficiará de estos masajes y será recomendable que los hagas una o dos veces cada semana. No tienen que ser masajes extremadamente largos, sino que servirá con que tengan una duración de unos 10 minutos. Puedes hacer el masaje sin ningún producto o con algún tipo de aceite esencial.

Mejora tu alimentación

El discurso sobre la importancia de comer bien se extiende dramáticamente a más ámbitos de nuestra vida de los que nos gustaría imaginar. Pero lo cierto es que es la pura realidad. Hay que comer bien si queremos estar sanos en todos los sentidos. El cuero cabelludo se beneficia de una alimentación saludable, destacando aquellos alimentos que te aportan una cantidad adecuada de zinc, vitaminas, proteínas, hierro y ácidos grasos.

Los mejores ejemplos a los que puedes recurrir son las legumbres, la carne roja, el marisco, las nueces, la fruta, los huevos o el pescado.

Mascarillas para el pelo

Si es la primera vez que te planteas hacerte una mascarilla para el pelo, necesitarás un poco de ayuda. Pero seguro que conoces a alguien que te pueda echar una mano en ello. Las mascarillas naturales son recomendables una vez a la semana. Proporciona nutrición e hidratación, lo que hará que el aspecto de tu pelo también se vea mucho más saludable.

Algunas de las mascarillas más recomendables son las de jengibre, leche de coco o cebolla, entre otras.

Una sesión de exfoliación

Hay que tratar el cuero cabelludo como se tratan las demás partes del cuerpo. Y si estás acostumbrado a exfoliar la piel en distintas partes, no hay motivo para no hacer lo mismo en el cuero cabelludo. La exfoliación debería ser también una vez por semana y debe hacerse con cuidado y de forma adecuada para que puedas eliminar los restos de células muertas, la caspa y otros elementos que no ayudan a tu pelo.

La exfoliación es algo que puedes hacer tú mismo sin ayuda. Necesitarás un buen exfoliador y luego ir a la ducha. Allí tendrás que aplicarlo en la raíz de tu cuero cabelludo y hacer un masaje suave con las yemas de los dedos de una manera circular. Cuando hayas hecho toda la exfoliación, un proceso que debería durar unos pocos minutos, tendrás que lavarte la cabeza con tu champú habitual. Al terminar, no retires el champú con agua caliente, sino que debes hacerlo con fría. Eso forma parte del proceso que beneficiará a tu cuero cabelludo a encontrarse mejor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...