Primeros auxilios. Soporte vital básico

El Soporte Vital Básico (SVB) es un conjunto de actuaciones que incluyen el conocimiento tanto del sistema de ayuda sanitaria ante una emergencia médica así como la forma ponerla a disposición de quien la necesite.

El Soporte Vital Básico (SVB) es un conjunto de actuaciones que incluyen el conocimiento tanto del sistema de ayuda sanitaria ante una emergencia médica así como la forma ponerla a disposición de quien la necesite. También se incluyen en el SVBlas técnicas que se deben realizar ante situaciones que ponen en serio peligro la vida de una persona, como por ejemplo la asfixia, la hemorragia exsanguinante, la inconsciencia, el traumatismo grave, el paro respiratorio aislado y el paro cardiorrespiratorio.

Dentro del soporte vital básico se se encuentran los dos primeros eslabones de la cadena de salvamento que son la detección de la situación con petición de ayuda y el inicio del tratamiento básico. El SVB es realizado sin ningún tipo de equipamiento, aceptándose como único material accesorios denominados «de tipo barrera» que van a evitar el contagio directo boca a boca entre el reanimador y el accidentado.

Las técnicas que forman parte del SVB son:
• Resucitacion cardiopulmonar básica (RCP básica): para casos de paradas cardiorrespiratorias.
• Tecnicas de control de los diferentes tipos hemorragias
• Maniobra de Heimlich para atragantarnientos

Una Resucitación cardiopulmonar básica (RCP básica) optima intenta mantener las funciones circulatorias y respiratorias de un individuo cuando estas han cesado de forma repentina ó artificial. Esta tarea se realiza mediante el uso de masaje cardiaco externo y la respiración artificial boca a boca.



Paros cardiorrespiratorio
Probablemente, la alteración más grave que puede ocurrir al organismo humano es la parada cardiorrespiratoria. Esta puede suponer la muerte.
Esta situación requiere de una actuación rápida pero sobre todo una actuación correcta de la persona a la que se va a auxiliar. El cerebro es capaz de permanecer sin oxigenación unos 4 ó 5 minutos sin que sufra lesiones irreversibles.. Teniendo en cuanta que es difícil que las asistencias especializadas, como las UVIs móviles, lleguen al lugar de los hechos en menos tiempo del indicado, se hace necesario tener perfecto conocimiento de la realización de las maniobras de SVB para mantener al individuo con vida hasta la llegada de la ayuda especializada.

La cadena de supervivencia
La gran mayoría de muertes súbitas tienen su origen en algún tipo de problema cardiaco. Para conseguir recuperar a una persona que ha muerto de forma súbita, es necesario que si hay alguien que presencie la muerte de la víctima, active de manera inmediata el Sistema de Emergencias Médicas para que se pueda realizar una atención especializada en pocos minutos.
Una cadena de supervivencia es: «Una sucesión de circunstancias favorables que, de producirse, hacen más probable que una persona sobreviva a una situación de emergencia médica» Incluye: Llamada urgente al servicio de Emergencia Médica, aplicación de las técnicas de SVB básica por parte del testigo, aplicación de SVB avanzada por parte de los profesionales., rápido traslado a un centro hospitalario.

La activación precoz del Servicio de Emergencias Médica, constiuye el primer eslabón de la cadena. El 112 se encarga de estas emergencias.

Las maniobras de RCP Básica, deben tomarse antes de transcurridos 4 minutos del inicio de la parada cardiorrespiratoria para que el cerebro se mantenga oxigenado. A partir de 5 minutos de ausencia respiratoria las células cerebrales comienzan a lesionarse por lo que se hace extremadamente necesario actuar sin demoras para evitar lesiones irreversibles.
La Resucitacion cardiopulmonar Avanzada que incluye la desfibrilación precoz antes de los 8-10 minutos. Este maniobra es realizada por personal médico especializado.
El transporte rápido a un hospital o centro medico constituye el último eslabón para actuar sobre las causas que han desencadenado la situación de emergencia.

Resucitación cardiopulmonar en adultos (RCP)
La resucitación cardiopulmonar en adultos lo constituyen «Maniobras destinadas a la resucitación de una persona que ha sufrido un cese brusco de la respiración y/o de las contracciones cardiacas efectivas durante un período superior a 60 segundos, y cuyo estado de salud no hacía suponer que falleciese súbitamente». La muerte súbita puede acontecer por diversas causas. Las más frecuentes son:
• Paro cardíaco propiamente dicho, la obstrucción respiratoria, traumatismos en el tórax o en la cabeza, shock, electrocución, reacción alérgica y las hemorragias extremas.

Al fallar la función cardiaca, el individuo cae inconsciente. Tras 30 segundos el electrocardiograma se vuelve plano y a los 60 segundos la respiración cesa espontáneamente. Si esta situación sigue más de 4 minutos aparecen lesiones cerebrales de carácter irreversible irreversibles.

Por otro lado, si sucede primero una parada respiratoria, el corazón seguirá latiendo unos 5 ó 6 minutos más, y las lesiones cerebrales tardarán más en aparecer aunque el individuo siga inconsciente desde el principio en que cayo en dicho estado..

Una situación de perdida del conocimiento y caída al suelo, se tratara de actuar de la siguiente manera:
• Comprobar cual es el estado de consciencia. La persona que se presta a socorrer a la victima debe de colocarse arrodillado al lado de los hombros de la víctima, mover de los hombros a la víctima y hablárle en voz alta. Si no hay respuesta por parte de la víctima, hay que actuar de la siguiente manera:

1. Gritar pidiendo ayuda.
2. Abrir la vía respiratoria mediante la técnica de frente-mentón.
Es frecuente que cuando existe una pérdida del nivel de conciencia, se produzca la obstrucción de la via aérea por la lengua, que al perder su tono muscular cuan-do el individuo está consciente, caiga hacia atrás e impida el paso del aire.
Con esta maniobra se permite la entrada del aire sin obstáculos al interior de los pulmones:
– Sobre una superficie firme y dura colocamos a la víctima boca arriba, si no lo estaba, y se rea-liza una hiperextensión del cuello del accidentado colocando una mano en la frente, y la otra en el mentón, para abrir ligera-mente la boca.
– Retirar cualquier objeto visible dentro de la boca.

Si se sospecha que la víctima tiene un traumatismo en el cuello, hay que evitar esta maniobra.

• Comprobar si la victima respira, colocando nuestra cabeza encima la de boca de la víctima. De esta forma podemos: Ver el tórax y el abdomen (para ver sus movimientos), oír la respiración así como sentir la salida de aire por la boca.

A) Si la victima respira espontáneamente se deben mantener la vía respiratoria abierta según las explicaciones mencionadas y la colocación en postura lateral de seguridad, excepto cuando se sospeche lesión de columna vertebral.

B) Si no respira se pasará a iniciar la respiración artificial.

FUENTES
BOMBEROS Y BOMBEROS-CONDUCTORES. Ed. MAD. ISBN: 8466571825. ISBN-13: 9788466571821
Wikipedia

FUENTES GRAFICAS: WikiCommons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...