Roban una estatua de Ganímedes en Túnez

La estatua romana de Ganimedes con el brazo cubierto a través de los hombros de Zeus en forma de águila fue robada del Museo Paleo-Cristiano de Cartago, en Túnez, en la madrugada del viernes, 8 de noviembre.

estatua ganimedes

La estatua es de 49 cm de altura y está hecha de mármol blanco. El museo estaba cerrado al público, pero tres guardias vigilaban el edificio por turnos, algo que pareció ser insuficiente para proteger la estatua.

La policía está llevando a cabo una investigación y detuvieron a miembros del personal de seguridad del museo”, aseguraba Adnane Louhichi, director general del Instituto Nacional de Patrimonio. “Se barajan varias hipótesis, incluyendo la complicidad del personal de seguridad del museo” concluyó Louhichi.

Esperando que no sea demasiado tarde, el Instituto Nacional de Patrimonio ha alertado a todas las autoridades locales e internacionales, incluidas las fronteras, las aduanas y la policía del aeropuerto así como a la Interpol. El Ministerio de Cultura Tunecino celebró una reunión de emergencia el lunes a raíz del robo para determinar qué medidas inmediatas se pueden tomar para proteger el patrimonio cultural de Túnez.

Ellos cooperarán con el Ministerio del Interior para aumentar la vigilancia de los museos y sitios arqueológicos y dar apoyo adicional a una comisión nacional mixta de los ministerios del interior, la cultura y el turismo dedicado a la preservación del patrimonio cultural.

El saqueo es un problema importante en Túnez, ya que los ladrones tienen vía libre en el vacío legal tras el derrocamiento del dictador Zine El Abidine Ben Ali, quien ya era experto en saquear la historia de su propio país para decorar las casas de su familia.

También destaca la aparición de yacimientos arqueológicos ilegales a una velocidad vertiginosa, con una estimación de 5 a 10 nuevas excavaciones abiertas todos los días. El robo de museos se ha incrementado exponencialmente. Ni siquiera el Instituto de Patrimonio Nacional en sí es inmune, un tesoro de monedas de la época de Aníbal y una serie de esculturas romanas fueron robadas de su sede.

La estatua es muy reconocible y se cree que no hay más copias, además su singularidad hace que sea prácticamente imposible de vender.

La estatua de Ganímedes fue descubierta en 1977 por arqueólogos de la Universidad de Michigan bajo la cisterna de la suntuosa Casa de los Charioteers griegos, en la antigua ciudad de Cartago. La estatua data del siglo V de nuestra era y es un notable ejemplo de la iconografía pagana que adornaba las casas de los ricos del África romana, que mucho después tomó el cristianismo como religión dominante. Se encontró rota en 17 piezas en una capa de escombros del siglo sexto. Los arqueólogos creen que podría haber decorado la villa triclinium o un comedor formal.

Una vez que las piezas se unieron, se descubrió que se trataba de una representación de Ganímedes a la que sólo le falta el tobillo derecho.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...