Quién fue ‘Paquito el Chocolatero’

El popular pasodoble se ha convertido en todo un himno de las fiestas de España. El pasado mes de agosto esta alegre composición musical cumplió 75 años. Toda una vida en la que su creador ha sido relegado a un segundo plano en favor de su cuñado, quien le da nombre a la pieza.

No hay en España celebración que se precie sin que suene el famoso ‘Paquito el Chocolatero’. Bailar el ya inmortal pasodoble es una tradición a la que muchos no dudan en recurrir en bodas, verbenas, fiestas de los pueblos y un sinfín más de ocasiones. Su alegre melodía y la sencilla coreografía que lo acompaña hace que sean muchos los que, incluso sin gustarles bailar, se animen a salir al centro de la pista.

Lo que muchos de estos bailarines ocasionales no saben es que esta apreciada canción cumplió años el pasado mes de agosto. Para ser más exactos, celebró su 75 aniversario. Fue en el verano de 1937, mientras veraneaban en la Serra de Mariola, cuando su compositor, el alicantino Gustavo Pascual Falcó, le pidió a su cuñado que eligiera una de las tres piezas que acababa de componer para que llevara su nombre. Y, como no podía ser de otra manera, eligió la más alegre de todas.

Francisco Pérez Molina, más conocido como ‘Paquito el Chocolatero’, era conocido en todo el pueblo por su carácter amigable y su devoción por la fiesta, sobretodo la de los Moros y Cristianos. Tanto él como su cuñado eran de Cocentaina (una pequeña localidad del norte de Alicante donde este tipo de celebraciones llevan arraigadas desde hace siglos) y, al pertenecer a una familia dedicada a la venta del chocolate, desde bien pequeño todo el mundo lo conocía con su popular sobrenombre.

Desde su más tierna infancia, Paquito demostró ser un muchacho espabilado, muy abierto y alegre, por lo que se ganó el cariño de todo el pueblo. Incluido también, por supuesto el de Gustavo Pascual. Independientemente de que fueran cuñados, ambos eran uña y carne, y por eso el célebre compositor decidió dedicarle una de sus canciones, la cual acabaría convirtiéndose en todo un himno para los pasacalles de los Moros y Cristianos de toda la provincia, de las Fallas de Valencia y, posteriormente, de todas las fiestas populares de España.

Tal ha sido el éxito cosechado a lo largo de estos 75 años que numerosos artistas de los más dispares géneros no han podido evitar hacer su peculiar versión. Carmen París o Los Inhumanos han sido algunos de los que han caído en lo pegadizo de esta melodía, la cual se ha convertido en el alma de cualquier celebración y, con ello, en el legado más conocido de Gustavo Pascual Falcó.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...