Aprende a tocar el piano

El piano es uno de los más melodiosos instrumentos. Y, si nos gusta la música, aunque no la hayamos estudiado, podemos defendernos interpretando canciones sencillas en él. Basta seguir algunas ideas fáciles. Aquí las explicamos.

El sonido de un piano es uno de los más melódicos que existen. Con este instrumento se puede tocar todo tipo de música, desde la clásica hasta el rock and roll, y, aunque ser un maestro requiere años de aprendizaje y aún más de práctica, todos podemos iniciarnos en él y tocar algunas pieza siguiendo unas sencillas pautas.

De hecho, hay muchas personas capaces de tocar de oído, sin haber estudiado música. Bien es cierto que, probablemente, tienen una facilidad innata para ello pero nosotros, aunque no la poseamos, podemos arreglárnoslas para interpretar alguna pieza.

Foto del retrato de Ceragioli al piano realizado por su hija

El maestro Ceragioli al piano. Retrato realizado por su hija.

Una buena idea para empezar es pegar en cada tecla del instrumento un papelito con el nombre de la nota que reproduce. En las librerías, existen muchos textos que muestran las notas de las canciones mediante los nombres de éstas en vez de en un pentagrama, más difícil de comprender para el profano. Si no tenemos formación musical, nos será mucho más fácil interpretar una canción si la vemos como ‘Si, Do, Sol, Mi, etc’ que si nos muestran un pentagrama con corcheas, fusas y demás.

Otra buena idea es preguntar y pedir ayuda a alguien que sepa música. No hace falta que su instrumento sea el piano. La música es igual para todos los instrumentos. Una persona que interprete música, aunque sea como aficionado, nos brindará buenos consejos.

Anteriormente hablábamos de tocar de oído y decíamos que no es fácil. Sin embargo, si no probamos a hacerlo, no sabremos si tenemos cualidades para ello. En este sentido, el mayor secreto para comenzar es acertar con la primera nota. Si ésta nos sale, la melodía se simplifica notablemente.

Un buen truco para encontrarla es tararear en primer lugar la última nota de la canción como Do y, seguidamente, hacerlo con la primera nota de la melodía y reproducirla en el piano.

Otra idea interesante es comenzar a tocar las canciones en la clave de Do, utilizando tan sólo las teclas blancas del piano. Ésta es la más simple de interpretar y tiempo tendremos a mejorar nuestra técnica.

Evidentemente, con estos sencillos consejos y sin estudiar, nunca seremos grandes virtuosos del piano. Para ello, se requieren, como decíamos, muchos años de trabajo. Pero, si nos gusta la música y nos motiva ser capaces de tocar algunas melodías sencillas, con ellos podremos atrevernos a comenzar.

Además, si nos defendemos con el piano, también podremos hacerlo con el órgano moderno, cuyo funcionamiento es similar.

Fuente: Pianomundo.

Foto: Pianista por Ceragioli: FaleBot en Wikimedia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...