¿Cómo prepararme para una sesión de lectura de Registros Akáshicos?

¿Quieres saber cómo prepararte para una sesión de lectura de Registros Akáshicos? Te damos todas las claves para ello.

¿Quieres estar listo? Si te preguntas cómo prepararme para una sesión de lectura de Registros Akáshicos, has llegado al lugar ideal. Hemos trabajado con este tipo de materia desde hace tiempo e investigado a fondo para poder echarte una mano en el proceso. Sigue leyendo y no te pierdas detalle de todo lo relacionado con estos registros y la manera en la que tendrás que prepararte para una sesión.

¿Qué son los Registros Akáshicos?

Hay que comenzar desde el principio. ¿Qué son los registros akáshicos? Se trata de un término que procede de la teosofía y de la antroposofía, religión y corriente filosófica que, en caso de la religión, encontró su origen en el siglo XIX.

Los Registros Akáshicos son un cúmulo de sucesos, información, datos y vivencias que reúnen absolutamente todo lo que ocurre en el universo. También son conocidos como portadores de la información universal y describen no solo aquello que ha ocurrido en el pasado, sino que también tienen constancia de lo que ocurrirá en el futuro. Además, es conveniente tener en cuenta que su espectro no solo incluye a los humanos, sino cualquier otro tipo de vida y existencia.

Dicen los expertos y miembros de la religión teosófica, que estos Registros Akáshicos se encuentran almacenados en el plano mental, un plano existencial que no es accesible físicamente. Es desde este lugar desde el cual es posible obtener datos y hacer consultas. ¿Pero cómo aprovechar esta base de datos universal de la mejor manera posible?

¿Cómo prepararse para la apertura de los Registros Akáshicos?

Lo más importante es que abras tu mente y que no te pongas limitaciones, dado que este tipo de sesión es una oportunidad que tiene muchas posibilidades de ayudarte en la vida. Tienes que saber que las lecturas de los Registros Akáshicos tienen una naturaleza muy sencilla: las preguntas que tú mismo formules. Por ello, lo más importante que tienes que hacer antes de comenzar es pensar en cuáles van a ser tus preguntas. Y, tal y como dicen los expertos, no hay preguntas tontas. Si tienes una duda o pregunta sobre algo que te preocupe o inquiete, valdrá la pena plantearla por mucho que haya personas que puedan pensar que no se trata de algo que tenga importancia.

¿Cuáles son los puntos de referencia que debes tener en cuenta para plantear tus preguntas? Tienen que ser preguntas que te ayuden a entender problemas que tengas o a resolver aspectos que no hayas conseguido aclarar con el paso del tiempo y que te preocupen. También pueden ser preguntas acerca de aspectos que estén colgando en tu vida y que no hayas conseguido superar. Otras preguntas se pueden realizar teniendo en cuenta aquellas cosas que te produzcan sentimientos encontrados, como enfado, ira o desesperación. También podrías preguntar acerca de aspectos de tu vida de los que te quieras deshacer y liberarte, o sobre aquello que te rodea y a lo que no le encuentres sentido.

Como dicen los especialistas, tus preguntas son solamente tuyas, así que tienes que pensar bien en cuáles serán y en cómo las plantearás. Lo mejor es que hagas un planteamiento tomando de referencia una estructura estándar que siempre se debe componer de un término sobre el que quieras preguntas. Es decir, elegir un tema, como “mi trabajo”. También puedes elegir a personas que formen parte de esas preguntas, aunque hay ciertas reglas que se tienen que cumplir. La más importante es que no puedes buscar la respuesta personal y el significado individual de la otra persona sobre la que te estás informando. Es decir, puedes preguntar acerca de tu relación con esa persona, pero no de los motivos que esa persona tiene para actuar de una forma o sobre el objetivo en la vida del otro individuo.

¿Qué hacer después de la sesión?

Se dice que los Registros Akáshicos son una puerta a un conocimiento que tiene mucha capacidad para ayudarte a continuar con tu vida de la mejor manera posible. Al mismo tiempo, se trata de un lugar que solo puede ser accedido con tu permiso. Las respuestas que obtengas a tus preguntas podrían ser generales y globales, abiertas a la interpretación, o específicas y concretas, de forma que las puedas aplicar de inmediato. Todo depende de distintos motivos, tanto de lo que cree el registro que es más conveniente para ti en ese momento, como de tu propia situación emocional.

La energía que se transmite durante una lectura de Registros Akáshicos es muy poderosa y, en lo que siempre coincide, es en ayudar a las personas que están participando en la sesión. Hay quienes han pasado por un proceso de transformación profundo que los ha llevado a sentirse de una manera plena y a reconducir sus vidas. También hay quienes no le han encontrado ningún uso, por lo que, con este tipo de cosas, siempre es mejor probar o pensárselo bien antes de participar en ello.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...