La teletransportación entre átomos

El fenómeno de la comunicación, se vuelve uno de los ejes fundamentales en la física moderna. El prodigio se vuelve aún más intenso cuando se trata de la teletransportación. Pues se ha conseguido que la información entre dos átomos sea traspasada sin contacto alguno.

El experimento llevado a cabo por un grupo de científicos del Joint Quantum Institute (JQI), de la Universidad de Maryland y de la Universidad de Michigan, hace un par de años dio en la tecla para esta valiosa experiencia.

Este equipo consiguió la practica descripta, a partir de la ubicación de dos átomos en dos lugares diferentes no conectados entre sí, y separados por un distancia de un metro. El resultado fue asombroso, se logró la teletransportación de información entre los átomos.

El descubrimiento en aquel entonces supuso un gran avance en lo referente al procesamiento cuántico de información. Es decir, se dio un paso más en dirección a la instauración de los anhelados ordenadores cuánticos.

El primer antecedente hallado que estableció bases para la práctica con átomos encontró el éxito con la utilización de fotones entre los cuales se logró la teletransportación.

Para los mismos, el método permitió obtener resultados positivos a través de muy largas distancias, con fotones y conjuntos de átomos, y con dos átomos cercanos, con la acción intermediaria de un tercer átomo.

Lo que jamás había sucedido, y que aparece en esta investigación hace referencia al medio útil de almacenamiento y gestión de la información cuántica a larga distancia.

Es importante hacer hincapié en el carácter de la transferencia. Pues, a partir de este momento se logró que la transferencia de información de átomo a átomo sea capaz de rescatarse con una fidelidad perfecta en un 90% de los casos.

De esta manera, se inició una serie de avances esenciales para el progreso de un nuevo concepto de información sobre los pilares de la naturaleza cuántica de las partículas elementales. Estos conceptos apuntaron a contribuir con la apertura de inimaginables posibilidades al procesamiento de datos.

Los investigadores reunidos en el Joint Quantum Institute (JQI), de la Universidad de Maryland y de la Universidad de Michigan dan fe de la importancia que reveló en aquel entonces semejante descubrimiento.

Pues, el sistema desarrollado podría tener la cualidades para  conseguir un “repetidor cuántico” a gran escala. El mismo posee la funcionalidad de  ligar las memorias cuánticas a través de vastas distancias.

Fotografía: RaquelHdez en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...