Aprende a hacerte el nudo de la corbata

La corbata es una prenda elegante que aporta un toque de distinción a quién la lleva. En ocasiones especiales es, además, imprescindible, por lo que es necesario saber hacerle el nudo correctamente. Aquí explicamos como hacer el más clásico de todos, el simple.

Indudablemente, la corbata es una prenda elegante que aporta un toque de distinción a quién la lleva. Aunque para algunas personas resulta molesta, es cuestión de acostumbrarse. Cuando, por cuestiones laborales, uno tiene que ponérsela todos los días termina por no notar que la lleva.

Pero, en cualquier caso, no es preciso usarla a diario. Tan sólo cuando vamos a una ceremonia, como una boda, o a una entrevista de trabajo en la que queremos causar buena impresión se hace imprescindible.

Foto de una corbata anudada

Una corbata con el nudo hecho

No obstante, aunque no sea una prenda de uso cotidiano, es conveniente saber como se pone, es decir, hacerle el nudo. En este sentido, lo primero que debemos conocer es que existen, fundamentalmente tres tipos de nudos: el simple, el doble y el llamado windsor, así llamado porque fue el duque de Windsor quién lo popularizó.

Pero el gran clásico es el primero de ellos ya que es el más sencillo de hacer y el que combina a la perfección con todo tipo de cuellos de camisa, ya sean estos más o menos voluminosos. En unos sencillos pasos, explicaremos cómo hacerlo.

Tras abrochar el cuello de la camisa, se coloca la corbata en el cuello, de tal modo que su parte ancha quede a nuestra izquierda y que la parte más estrecha de ella llegue hasta la cintura. A continuación, se cruza la parte ancha por encima de la estrecha un poco más abajo del cuello hacia nuestra derecha. Seguidamente, se vuelve a cruzar, esta vez por debajo de la estrecha hacia la izquierda.

El siguiente paso es volver a cruzarla de nuevo otra vez por encima y hacia la derecha. A continuación, sujetando con el dedo índice el nudo que se está formando, se pasa la parte ancha por detrás del cuello derecho de la corbata y se introduce en el propio nudo.

Ya sólo nos queda tirar suavemente de la citada parte ancha para cerrar el nudo. Después, se ajusta éste y se sube, tirando de la parte estrecha hasta el último botón del cuello de la camisa. Nuestro nudo está hecho.

Para que la corbata quede correctamente anudada y bien puesta, la parte ancha debe terminar, aproximadamente, en la cintura y debe tapar la estrecha. Generalmente, las corbatas traen por detrás una etiqueta donde podemos introducir ésta última para ocultarla mejor.

Como vemos, se trata de un proceso sencillo pero, como es más comprensible verlo en un gráfico, éste puede hallarse en el enlace que ofrecemos como fuente, a continuación.

Fuente: Nudo de corbata.

Foto: Corbata: Ruizo en Wikimedia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...