Control parental para aplicaciones en dispositivos móviles iPod y iPhone

Si tienes niños pequeños y un dispositivo móvil de Apple, es probable que ya hayas perdido el gobierno total, absoluto y monárquico sobre el mismo para tener que ceder algunas horas al día el dominio del aparato en manos de los peques.

Si es así, entonces bienvenido al club! Pero además de la bienvenida, os queremos ayudar a no perder el control sobre lo que ven y hacen los chicos con un dispositivo móvil del tipo iPod o iPhone ya que no sólo corres riesgo de que descarguen aplicaciones de pago y que se carguen a tu tarjeta de crédito, sino que, además, pueden consumir contenido inapropiado.

El asunto de las aplicaciones que se instalan es fácil de resolver pues alcanza con no ceder a la presión de informar la clave de la cuenta de iTunes a que esté vinculado el dispositivo. De esta manera, te aseguras que siempre que se instale una nueva aplicación en el dispositivo en cuestión, necesitarán de ti y, por ende, tendrás control sobre lo que se ingresa en el aparato. De más está decir que, no ocurre lo mismo con la desinstalación, de manera que siempre corres peligro de que los peques, sin querer o por «hacer espacio» desinstale alguna aplicación preferida tuya.

Así y todo, lo que puedes hacer para que esto no sea tan grave, especialmente si tus aplicaciones sí las has pagado y las utilizas de manera cotidiana, es tener sincronizado el dispositivo con el iTunes en tu ordenador, y así, toda vez que falte una de tus aplicaciones preferidas o un juego que los niños borraron por error y quieren restablecer, podrás hacerlo conectando el aparato al ordenador.

Hasta aquí es más o menos fácil, más o menos intuitivo y más o menos práctico. Pero, ¿has notado que hay aplicaciones que no se pueden borrar de la pantalla?

Si no lo habías notado, entérate: el Game Center, la App Store y la red social YouTube no pueden quitarse de tu dispositivo Apple, de manera que no puedes evitar que los peques utilicen estos íconos y tengan acceso, así, a un cúmulo de cosas que puede que no quieras que conozcan.

Sin embargo, aunque no puedes borrar estos accesos, todavía puedes controlar el tipo de contenidos a que los niños acceden con sus dedos y he aquí la forma más simple que es parte de la configuración general del dispositivo.

Tal como ves en las imágenes de más arriba, dentro de la configuración de «Ajustes» un iPod o iPhone, en la sección «General», tienes un montón de ajustes puedes realizar y entre los cuales hallarás «Restricciones». Por defecto está seleccionado en «No» y todas las opciones que puedes restringir estás demarcadas, pero puedes hacer los cambios que creas necesarios para impedir el acceso a determinadas aplicaciones o contenidos como el canal de YouTube, el navegador Safari, películas, etc.

Lo que tienes que hacer, entonces, es ingresar en el menú Restricciones, presionar «Activar restricciones» y colocar un código de seguridad para las restricciones, de manera que sólo quien sepa dicho código pueda realizar cambios en la configuración de los contenidos restringidos.

Una vez que defines la clave para activar las Restricciones, puedes seleccionar las aplicaciones que quedarán bloqueadas como el Safari, YouTube, Cámara, FaceTime, iTunes, Ping, Instalar / eliminar aplicaciones, Siri, Lenguaje explícito, permitir cambios de ubicación y/o cuentas y el control parental sobre el contenido permitido en música, películas, programas, aplicaciones, etc para que estés seguro de que los peques no acceden a contenidos que no sean aptos para todo público.

Ahora que ya sabes cómo tener el control sobre los accesos por medio del dispositivo electrónico, puedes quedarte tranquilo de que los niños no verán o harán cosas que no quieras. Eso sí, no te garantizamos que te devuelvan el aparato con batería suficiente como para que lo uses tú también.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...