¿Cómo nació Twitter?

Una historia de mucho trabajo que derivó en un éxito inesperado.

twitter

Twitter es la red social más popular en los colectivos públicos

Cuando nuestra mente empieza a pensar y a discurrir entre conjeturas sin sentido llegamos a conclusiones como ¿por qué no se me ocurrirá algún invento innovador? Absurdo hasta cierto punto, hay veces que la idea más simple deriva en un proyecto millonario de relevancia mundial, y si no que se lo digan a los de Twitter. Del fracaso al éxito en un años superando cualquier expectativa, esta es la historia de Evan Henshaw-Plath, co-creador de la red social del pajarito azul.

La historia es bastante curiosa, aunque igual no tanto como la de sus vecinos de Facebook como para producir una película, pero el comienzo del proyecto no auguraba el bombazo del resultado final. La primera idea fue un intento de reinventar la radio clásica y crear una plataforma de radio por Internet, de postcasting, El grupo de amigos que alumbró esta idea trabajó duro por crear lo que sería Odeo.com. Tras la presentación del proyecto sus creadores estaban satisfechos, las críticas habían sido buenas y los inversores optimistas, aunque los usuarios no estaban muy de acuerdo. Entonces el gigante Apple llegó llevándose todo el trabajo por delante integrando el software iTunes para oír la radio. Gran decepción la de este equipo de programadores y diseñadores que no querían darse por vencidos. Tras reuniones, investigaciones y muchas pruebas empezaron a crear el proyecto de microblogging llamado ‘Twttr’, ya empezaban a aproximarse a la idea definitiva.

Lo que habían diseñado era una especie de «acosador de amigos», aseguró su co-creador Henshaw-Plath, que estaba pensado para enviar mensajes cortos de cualquier tipo y solo desde el teléfono móvil, origen de la limitación de 140 caracteres. El proyecto no tenía muchos usuarios, añadiendo que era un medio de pago, pero los que lo usaban estaban entusiasmados y lo explotaban a todas horas. El sistema funcionaba pero los inversores no estaban demasiado convencidos, suerte que uno de ellos, Evan Williams, tubo su día de lucidez y creyó sin dudar en la idea, comprando la plataforma por 3 millones de dólares.

Los informáticos fueron los primeros fans de la idea, con lo que se decidió crear un sistema interno para que los programadores pudieran chatear desde sus ordenadores. El siguiente paso fue sumar dos vocales y hacer que despegara casi de manera casual. Entonces Twitter llegó a la vida de todos nosotros, aterrizando de forma masiva en nuestros móviles y portátiles desde un conocido festival de música de EEUU. Tres años de deshechos y cambios de rumbo que produjeron la red social más popular del mundo.

«Del fracaso se aprende, se aprende a innovar descartando ideas que no funcionan, equivocándose…». Gran lección la de  Henshaw- Plath, sin duda una mente maravillosa, como el resto de creadores de Twitter. Siempre es bueno conocer la historia de la plataforma que ahora conoce nuestra historia: lo que pensamos, lo que decimos de alguien y lo que nos gusta de muchos.

Vía / Muy Interesante

Foto / Rosaura Ochoa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...