¿Cómo conservar archivos digitales de forma segura?

Si queréis conservar a buen recaudo archivos digitales os recomendamos una serie de métodos tanto independientes como de apoyo externo.

Memoria USB

Conservar nuestras cosas más preciadas es algo que siempre intentamos hacer, ya sean un archivo digital o algo tangible. Ya sea porque hayamos pagado por estas cosas o porque tengan un valor a nivel personal, no queremos que desaparezcan y deseamos que siempre se mantengan con nosotros. En el caso de los archivos digitales no sería la primera vez que perdemos algún documento por no haberlos puesto a buen recaudo.

Por suerte, atrás quedaron los tiempos en los que solo podíamos guardar nuestros archivos en el disco duro del ordenador o en aparatosos disquetes. Ahora tenemos muchas más opciones con las que asegurarnos que estos archivos personales están guardados pase lo que pase. Una de las mejores recomendaciones es confiar en los servicios de almacenamiento en nube.

Estos nos proporcionan un espacio determinado en el cual podemos guardar lo que necesitemos para acceder a ello estemos donde estemos. No importará si nos queremos conectar a los archivos en un ordenador o desde un móvil, porque salvo sorpresa lo podremos hacer sin problemas. Si no nos fiamos de un servicio determinado podemos subir estos archivos a varios para darnos más seguridad. Aún así, no es la única opción. También podéis utilizar espacio web si tenéis a vuestra disposición.

Otra opción, más tradicional por tener los archivos de manera física, es llevarlos guardados en una memoria de conexión USB. Existen modelos de gran capacidad, así que podremos saber que los archivos están seguros en un lugar específico y accesible. De todas formas, no recomendamos depender solo de estas memorias, sobre todo si su nivel de calidad no es demasiado elevado (las promocionales, por ejemplo, pueden dar algunos problemas con el tiempo). Si tenéis dos copias os sentiréis mucho más seguros. De la misma forma, podéis evitar las memorias USB y grabar los datos directamente en tarjetas de memoria microSD, que tienen un tamaño minúsculo y pasan muy desapercibidas.

En general siempre es recomendable no tener que depender de nadie para almacenar archivos a largo plazo. Los servicios que no dependen de nosotros, como es el caso de las opciones en nube, pueden irnos muy bien ahora, pero quién sabe si dentro de 10 o 15 años esas empresas ya no existen y con ellas hemos perdido todos los documentos. Una serie de copias de seguridad físicas, que también pueden recurrir a discos duros externos si son archivos demasiado grandes, son mucho más tranquilizadoras.

Foto: artverau

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...