¿Cuál es el origen de algunos de los refranes más utilizados?

La mayoría de los refranes tiene sus orígenes en costumbres de antaño

ropa tendida

Los dichos y refranes forman parte de nuestra cultura popular desde hace muchísimos años y son utilizados por la mayoría de nosotros casi a diario. Es por ello que también son objeto de estudio desde las universidades de toda España, así como doctorados y simposios. Incluso hay una revista dedicada en exclusivo a estas frases tan recurrentes.

Para todos aquellos curiosos que quieran saber la procedencia de algunos de los refranes en castellano más destacado, aquí va una pequeña muestra sobre ello:

 “El martes, ni te cases ni te embarques”: la mala fama del martes tiene sus orígenes en el sentido etimológico de la palabra en sí misma, ya que procede de Marte, el dios de la guerra y las discordias en la mitología romana. Su figura está íntimamente asociada a las calamidades y desgracias, de ahí que el martes sea un día poco recomendable para tomar decisiones importantes o llevar a cabo asuntos de especial interés.

 “Hacer el agosto”: desde antaño, éste ha sido el mes en el que se recolectaban los cereales y las semillas en verano. De ahí, que el jornalero pudiera conseguir todo el dinero necesario para poder mantenerse en invierno.

 “Tener más cuento que Calleja”: aunque se trata de un refrán muy antiguo, volvió a ponerse hace relativamente poco muy de moda gracias al televisivo aventurero apellidado Calleja, cuyas expediciones siempre resultaban más que entretenidas. Pero su significado real guarda relación con la editorial Calleja, creada en Madrid en el año 1876 por Saturnino Calleja Fernández. Una empresa muy popular gracias a sus cuentos ilustrados.

“Echarse a la bartola”: aunque se trata de un término muy poco utilizado actualmente, en el Diccionario Histórico de 1936, la palabra bartola era descrita con el significado de barriga o vientre. De ahí que el significado de esta frase hecha sea, algo así como “descansar a pierna suelta”.

 “Armarse la de San Quintín”: este refrán se refiere a una batalla acaecida en 1577 en la ciudad francesa de San Quintín. Una ardua lucha entre los ejércitos del rey español Felipe II y del rey francés Enrique II. Aunque finalmente ganaron los españoles, se trató de una contienda muy sangrienta y aparatosa en la que perdieron la vida un alto número de participantes.

 “Hay ropa tendida”: antaño, en las cárceles se tendía ropa en lugares visibles como señal de aviso para alertar de posibles chivatos o policías que pudieran escuchar lo que los presos estaban hablando.

Foto: maong

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...