Vladímir Ilich Uliánov para los rusos, Lenin para los demás

Vladímir Ilich Uliánov ha sido uno de los personajes que cambió como pocos nuestra historia, remodelando el panorama político y económico de la mitad del planeta durante todo el siglo XX. Su tenacidad al frente del partido forjó las condiciones necesarias para la revolución pero también dejó un rastro de terror en la persecución de la disidencia mediante el brazo policial del partido, la Cheka al mando de Felix Dzerzhinsky.

Lenin nació en Simbirsk en 1870 en el seno de una de las pocas familias acomodadas de la zona. A los diecisiete años sufre la perdida de su hermano, ejecutado a manos de la policÍa secreta Ojrana por haber atentado contra el zar Alejandro III.

La muerte de su hermano radicalizó el pensamiento político del joven Vladímir considerándose este evento entre sus biógrafos oficiales como el motivo principal de su acción revolucionaria. Ese mismo año, Lenin finaliza sus estudios en el liceo de Simbirsk y poco después ingresa en la Facultad de Derecho de la Universidad de Kazán, lugar donde tendrá los primeros contactos con círculos revolucionarios siendo detenido al poco tiempo de llegar.

En 1892, se gradúa en Derecho y comienza a ejercer como asistente de abogado en la localidad de Samara. Posteriormente en 1894 pasó a desarrollar tareas de propagandista de los medios obreros y publica “Quienes son los amigos del pueblo y como luchan contra los socialdemódcratas”.

Desarrolla una serie de viajes por Europa analizando las diferente situaciones sociales y los procesos revolucionarios acaecidos durante sus estancias. Al poco de su regreso a Rusia será detenido y trasladado a Siberia por un periodo de tres años, donde se casa en 1898, con Krúpskaya. Durante su estancia en Siberia escribirá “El desarrollo del capitalismo en Rusia”.



Algunos autores afirman que el apodo de Lenin, proviene del río Lena, que se encontraba cercano a la prision en la que estuvo confinado. También se cree que eligió este nombre en oposición a otro revolucionario marxista, Georgi Plejánov, que usaba el seudónimo Volgin, por el río Volga. Vladimir, según esta postura escogió el Lena, debido a que este es más largo y circula en la sentido opuesto. Sin embargo en Rusia jamás se le conoció por ese nombre así que el capitulo sobre el origen del seudónimo probablemente quede sin una respuesta sólida.

Es en 1889, cuando durante su destierro se funda el Partido Obrero Socialdemócrata en Rusia para el que será nombrado jefe del diario del partido y tres años después, en 1902, publica “¿Que hacer?”, donde marcará las funciones de un partido revolucionario marxista.

Al año siguiente presenta sus tesis en el Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia, que servirán para establecer la primera disensión y con el primer distanciamiento respecto a la facción menchevique. En 1904, deja el periódico Iskra del Partido Obrero Socialdemócrata y busca la forma de crear un nuevo partido obrero revolucionario.

Posteriormente y con la irrupción de la revolución de 1905, Lenin se trasladará desde Suiza intentando extender con su presencia la revolución pero la revolución no triunfa y terminar por exiliarse en Finlandia, para más adelante volver una vez más a Suiza.

En diciembre de 1907, Lenin dejó claro que se había iniciado una “…era de contrarrevolución, y durará unos veinte años, a menos que el zarismo sea, en ese intervalo, quebrantado por una guerra importante”.

En 1912, la facción menchevique es expulsada del partido y se funda el periódico del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia, el Pravda que significa ”La verdad”. Dos años después cuando estalla la Primera Guerra Mundial y abogará por combatir y hacer a partir de ella, la revolución.

En marzo y tras recibir presiones de alto mando del ejército y oficiales, el zar Nicolás II se ve obligado a abdicar formando un nuevo gobierno de carácter provisional integrado por miembros de la burguesía, mientras se mantenía soportando la guerra contra Alemania.

La abdicación del zar no supuso para Lenin un cambio significativo por el que poder pensar que ahora se escucharían otras voces. Mas bien se trataba de un cambio en la dirección de la nación, que ahora pasaba a una mezcla de fuerzas promonarquicas y grupos burgueses partidarios de amplias reformas legislativas y estatales al estilo de las democracias occidentales.

Y finalmente el 24 de octubre de 1917 estalla la insurrección como respuesta a la acción del del gobierno del socialista moderado Kerensky de cerrar los dos diarios, Rabochi Put (sustituto de Pravda) y Soldat, una apuesta arriesgada que le salió mal. Además las condiciones para tomar tal medida no eran favorables puesto que en días precedentes las asambleas en los cuarteles se habían decantado en favor del Comite Militar Revolucionario, creado por los bolcheviques, y en contr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...