Texas excava los restos de un naufragio centenario en el Golfo de México

Los investigadores del Centro de Meadows para el Agua y el Medio ambiente en la Universidad de Texas, in asociación con la Fundación del a Exploración Oceánica están excavando un extraordinario naufragio en las costas de Texas que podría datar de casi 200 años.

naufragio texas

El yacimiento se encuentra a una profundidad de 4,300 pies, cerca de Flower Garden Banks NAtional MArien Sanctuary. Según los datos del el sónar existe un contorno puntiagudo con forma de casco que mide aproximadamente 84 pies de largo por 26 de ancho, además de piezas que parecen ser restos de dos mástiles. Este impresionante descubrimiento es uno de los naufragios más relevantes hallados en el Golfo de México hasta la fecha pues presenta un alto grado de conservación en un período crítico en que las naciones se estaban formando al final de la era colonial y en que el Golfo se abría al comercio global.

Hemos avanzado 170 millas en la costa de Texas para explorar este extraordinario naufragio”, afirma Frederick Hanselmann, director jefe de la excavación. “Dedicaremos cinco días a localizar y documentar el naufragio en detalle, para excavar la zona del yacimiento y traer los objetos hallados a la superficie para el estudio en profundidad y obtener información sobre la edad de los navíos, su función, nacionalidad e identidad.

El yacimiento fue hallado en abril de 2012 por el barco Explorador Okeanos, de la Administración Atmosférica y Nacional Oceánica (NOAA) en una misión de exploración centrada en hábitats de aguas profundas, en las que se suelen encontrar filtraciones de gas y restos del barco naufragado en el Golfo de México. Debido a la extrema profundidad, los investigadores emplean un vehículo controlado por control remoto para localizar el yacimiento y recuperar hallazgos para su posterior análisis.

Este naufragio parece ser un casco de madera recubierto de cobre de principios de siglo XIX y que aún se conserva. Contenía artillería, armas de fuego, instrumentos de navegación y de cocina medicinas y artículos personales. “A partir de un cuidadoso estudio y análisis de los objetos hallados, no solo aprenderemos más sobre el barco, sino entenderemos más sobre la tripulación, sus actividades y el panorama general en el Golfo de México”, explicó Hanselmann.

«Hemos descubierto unas botellas de licor, un jarrón de cerámica llamado “cantaro” usado en el Yucatán, posiblemente una recipiente de origen español, una licorera, un demijohn, y otros artículos de cerámica y botellas. También estamos desarrollando estrategias para descubrir algunos de los mosquetes y espadas«.

Hanselmann añade que el yacimiento presenta un impresionante grado de preservación con lo que proporcionan una buena conexión con nuestro pasado.

La excavación y recuperación es una colaboración entre El Centro Maadows, la oficina de los Santuarios Nacionales de la Marina de NOAA y la Oficina de Exploración e investigación, el departamento de la Gestión de la Energía Oceánica, la oficina de seguridad y refuerzo medioambiental, la Comisión histórica de Texas, la Universidad de Rhode Island y la Fundación de la Exploración Oceánica. La expedición desarrollará sus labores a manos de Robert Ballard, del E/V Nautilus del Nacional Geographic Explorer-In-Residence para descubrir los misterios del naufragio.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...