Subastan un halcón de metal japonés del siglo XIX

Una figura articulada de metal de un halcón japonés (conocidas como Okimono jizai) se subastará el próximo 16 de mayo en Bonham por unos 185.628 dólares.

Es una obra de artesanía de hierro forjado del siglo XIX, probablemente del artista y trabajador metalúrgico Itao Shinjiro. Solo existen dos halcones comparables a este: uno de ellos se encuentra en el Museo Nacional de Tokio y otro pertenece a una colección francesa privada.

halcon japones 1600

Es una forma de arte tan misteriosa como hermosa, ya que existen pocas evidencias en los registros históricos sobre sus orígenes y desarrollo. A pesar de que comenzaron a fabricarse en el periodo Edo, solo se conoce la datación de las piezas que aún se conservan. Las primeras datan del primer cuarto del siglo XVIII y fueron fabricadas por la familia Myochin, ilustres metalúrgicos que comenzaron como armeros de samuráis durante las guerras civiles del siglo XVI.

Tras la victoria de Tokugawa Ieyasu en la batalla de Sekigahara (1600), se estableció un periodo de paz continuada en Japón bajo su mandato. Más tarde apareció el periodo Edo, que duró 250 años, y el largo periodo de paz que sufrió la nación afectó terriblemente al comercio de armas, dejando un mercado vacío esperando a ser suplantado. Obligado a buscar nuevas fuentes de ingresos, el estudio Myochin retomó su arte, trabajando en esta ocasión en el metal decorativo. Los artesanos de la forja y el martillo comenzaron la fabricación de bienes de consumo diarios, como teteras y cajas.

Sin embargo, este tipo de trabajos era un poco tosco y no era un ejemplo adecuado para sus habilidades. Probablemente se inspiraron en piezas chinas, ya que de acuerdo a la descripción del halcón en la edición de 1894 de la revista de arte japonés, el concepto de los animales metálicos articulados se originó en China, pero fue la artesanía japonesa la que exportó esta imagen a Occidente.

No obstante, la belleza de los Okimono jizai se subestimó durante mucho tiempo por la población general, hasta que una exposición de trabajos en metal del Museo Nacional de Tokio en octubre de 1983 las trajo de vuelta. Ahora, son piezas muy codiciadas debido a su calidad y a su escasez, ya que son muy pocas las que han sobrevivido.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...