Se exhibe por primera vez «Diana Cazadora», obra de Il Guercino

En la Pinacoteca de Cento, Italia, se está exhibiendo por vez primera una obra de Il Guercino, pintor del barroco italiano, la “Diana Cazadora”, un fresco de 121 x 97 cm. de una gran belleza. Esta obra forma parte de una exposición destinada a difundir el arte de este genio boloñés.

Una obra maestra de la pintura más destacada del inicio del barroco italiano está siendo exhibida por primera vez: se trata de la “Diana Cazadora” de Il Guercino que dataría de 1658 y que está siendo mostrada al público en la Pinacoteca Cívica de Cento (Ferrara), localidad originaria de uno de los máximos exponentes de lo que fue la transición entre el clasicismo romano-boloñés y el barroco.

"Diana Cazadora" es un fresco de 121 x 97 cm. que se exhibe por primera vez

Diana Cazadora” podrá observarse hasta el próximo 10 de julio y forma parte de la exposición “Ospiti Graditi N. 7”, impulsada desde el mismo Ayuntamiento de Cento con el objetivo de difundir y dar a conocer la obra de Guercino y la importancia que tuvo en el posterior desarrollo del arte.

Esta exposición está además dedicada a Denis Mahon, quien falleció en abril último y fue un gran experto británico en este pintor italiano, cuyo nombre real era Giovanni Francesco Barbieri.

La “Diana” fue pintada en la segunda mitad del siglo XVII por pedido del conde romano Fabio Carandini, un noble proveniente de una familia de Módena que a principios de siglo se había trasladado a Roma.

Il Guercino fue un representante del barroco italiano con una obra prolifera

Esta pintura, de una gran belleza, era originalmente parte de un grupo de dos lienzos: en el primero de ellos -el que se exhibe por estos días- se puede observar a la diosa con su perro y arma de caza en el momento en que interrumpe su actividad al ver a Endimión dormido, figura que aparece en el segundo de los lienzos, hoy perdido. Sin embargo, una copia de este último puede verse en exhibición en Florencia, en la Galería del Palacio de Pitti.

Il Guercino”, o “el bizco”, nació en Cento en 1591 y murió el Bolonia, en 1666. Siendo aún joven se inició en el grupo de los caravaggistas romanos, aunque pronto lo abandonó, y tras definir su arte, dramático y con una iluminación muy contrastante, tuvo una prolifera carrera. Sus obras estuvieron en su gran mayoría inspiradas en temas mitológicos y religiosos.

Entre sus frescos más destacados se pueden mencionar “Aurora” (1621, hoy en el Museo del Casino Boncompagni Ludovisi), “Cristo y la mujer adúltera” (1621), “Los pastores de Arcadia” (1618, Galería Nacional de Arte Antigua, Roma), “La Vuelta del hijo pródigo” (1619, Museo Kunsthistorisches, Viena), entre otros.

Fuente e imagen Artdaily.org

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...