Reescribiendo la historia de Stonehenge

Cómo se construyó Stonehenge es, hasta el día de hoy, un misterio, pero el Sr Lavin tiene una teoría y está dispuesto a demostrarla. Él cree que las enormes piedras se pudieron mover envueltas en materiales flexibles, y para ello, hará una segunda prueba con una de cinco toneladas (la prueba con una tonelada, fue un éxito). ¿Lo conseguirá?

Stonehenge es un monumento megalítico de la Edad del Bronce situado cerca de Amesbury, en Inglaterra, siendo una de las grandes maravillas de la época prehistórica que hay en la actualidad. Hasta la actualidad de creía la teoría de que cada tonelada de piedra, se extendió por más de 200 millas. Una auténtica brutalidad.

En estos días, el ingeniero Garry Lavín se ha propuesto revolucionar las ideas sobre la forma en que el antiguo monumento fue construido. Su teoría es contraria a la teoría que hasta hoy día se había mantenido. Este científico piensa que el monumento histórico podría haber sido construido usando construcciones en tipo de cesta de mimbre para rodar las piedras. En vez de arrastrarlas el sugiere un sistema en el que las piedras son llevadas de un lado a otro, rodando.

Stonehenge, uno de los vestigios más importantes del pasado en Reino Unido

Stonehenge se forma por grandes bloques de piedra, que se distribuyen en cuatro circunferencias concéntricas. La exterior tiene 30 metros de diámetro y se forma por piedras de arenisca, y sabemos que todas ellas se coronaban por dinteles aunque hoy día sólo quedan siente de ellos. Dentro, podemos encontrar otro círculo con bloques un poco más pequeños, realizados con arenisca azulada, que encierra una última estructura con forma de herradura, realizada con el mismo material.

Cabe destacar que el conjunto en su totalidad, está rodeado por un foso con 104 metros de diámetro y dentro de él, tenemos un bacanal con 56 fosas, cortado todo ello por un camino que servía para procesiones y consta de 3 kilómetros de largo y 23 metros de ancho.

Viendo la composición del monumento, podemos ver fácilmente que es una gran obra y que arrastrar las piedras sería una ardua labor de desgaste físico para muchas personas. Así que, bajo esta premisa, Garry Lavín trata de demostrar sus teorías con la ayuda de algunos amigos.

Él asegura que las piedras eran envueltas con elementos que fuesen flexibles y ligeros, como pueden ser las cañas y tejidos. Entonces ha demostrado con un pequeño simulacro que gracias a esa estructura se podía conseguir que una piedra rodara por una ladera. Además, al caer en el agua este cesto, era capaz de flotar con cerca de un octavo de la masa que sobresale por encima del agua, y así era muy fácil de remolcar. Los cuerpos en el agua pesan mucho menos que en superficie, así que el desgaste físico sería menor si se realizara de esta forma.

Esta opción podría haber sido la forma en que los primitivos de la edad de bronce hicieran este monumento tan impresionante, lo que es una auténtica obra de ingeniería. El Sr. Lavin dice que las estructuras de tejido fueron ampliamente utilizadas; lo que tiene sentido suponer que también podría haber sido utilizadas de esta manera.

En experimentos que ha realizado anteriormente Lavín, logró mover una piedra de una tonelada en una jaula de mimbre que el mismo construyó, pero este año quiere ir más allá. Va a tratar de mover una piedra de cinco toneladas durante el solsticio de verano. Elige esta fecha, ya que es el momento del año en que todos los ojos del mundo están puestos en el monumento de Stonehenge.

¿Podrá Levin probar su teoría de construcción de Stonehenge?

«Espero tener la oportunidad de hacer flotar nuestra réplica azulada por el río y quizá a través del Estuario de Severn. Hemos hecho cálculos para determinar la proporción de madera a piedra necesaria para que pueda suspenderse en el agua«.

El ingeniero fue capaz de demostrar que las piedras que contienen las jaulas de mimbre fueron capaces de flotar. Espera que el proyecto ampliara la compresión de la gente de cómo eran sus antepasados que vivían en Gran Bretaña hace más de 5.000 años. Él asegura que estos logros alcanzados por sus ancestros británicos, eran superiores a los que los propios romanos aportaron al país.

Esta intrigante historia ya ha sido mencionada en muchos sitios web por todo el mundo y ha sido traducido a numerosos idiomas, así que el seños Lavin tendrá una audiencia internacional en su intento de mover la piedra de cinco toneladas, con lo que se espera revolucionar todo lo establecido, planteando un nuevo pensamiento sobre la construcción de uno de los lugares más famosos de toda Inglaterra.

¿Lo conseguirá? El tiempo lo dirá, aunque todos estaremos expectantes ante esta posibilidad que no nos parece muy descabellada, no al menos cuando el mismo Lavin ha realizado otros experimentos similares y ha obtenido resultados muy alentadores, pero la empresa que se ha propuesto, es bastante más compleja que las anteriores.

Imagen I: geograph
Imagen II: Dominio Público

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...