Rebeldes irreductibles de la historia

Algunos personajes de la historia se han destacado por su pasión a la hora defender aquellos ideales o pensamientos en los que realmente creían y nunca se dejaron seducir por las diferentes estructuras del poder político y religioso. Todo lo contrario, denunciaron lo que unos pocos saben pero nadie se atreve a decir mientras trataron de sobrellevar sus vidas hasta sus últimos días. Muchos son personajes apenas son conocidos o directamente han sido ignorados por que no suponen un “buen” ejemplo a seguir debido a sus pensamientos y obras, a menudo “políticamente incorrectas”.

Algunos personajes de la historia se han destacado por su pasión a la hora defender aquellos ideales o pensamientos en los que realmente creían y nunca se dejaron seducir por las diferentes estructuras del poder político y religioso. Todo lo contrario, denunciaron lo que unos pocos saben pero nadie se atreve a decir mientras trataron de sobrellevar sus vidas hasta sus últimos días. Muchos son personajes apenas son conocidos o directamente han sido ignorados por que no suponen un “buen” ejemplo a seguir debido a sus pensamientos y obras, a menudo “políticamente incorrectas”.

Democrito
Democrito fue un filósofo griego presocrático que nació en Abdera, Tracia ca. 460 a. C. Según Diógenes de Laertes, Demócrito vivó 110 años y aunque esto pudiera no ser cierto, todos los autores de la antigüedad que se han referido a su edad, coinciden en que vivió más de cien años.
Alumno de Leucipo, esta considerado como el fundador de la escuela atomista. Esta escuela establecíó que el Universo se componen de combinaciones de pequeñas partículas llamadas átomos, palabra que en griego significa que no se puede dividir.

Genio científico de su tiempo y con una mente preclara, Democrito penso que el aire debia ser una materia tan finamente dividida que no podia verse. Su obra prácticamente se perdió y pocos de sus obras han llegado hasta nuestro días.. Los pocos fragmentos que han quedado, revelan una mente enormemente lógica e intuitiva puesto que creía firmemente en que un gran número de otros mundos vagaban por el espacio y que estos mundos nacen y mueren. También predijo que algunos de estos mundos tienen criaturas vivas y otros son estériles.

Comprendió (el primero) que la Via Lactea es una conjunto de luces de innumerables estrellas y estableció una relación profunda entre la Tierra y los cielos, al decir que «el hombre es un microcosmos, un pequeño cosmos«. Firme partidario de comprender y difrutar la vida, Democrito sostenía que nada ocurre al azar y que todo tiene una causa material.

Su carácter estoico y humilde le llevaba a sentenciar citas inolvidables como «Prefiero entender un porque que ser el rey de Persia» y prefería «la pobreza en una democracia que la riqueza en una tiranía«. Demócrito tampoco hizo amigos con las religiones de su época y fue perseguido en su época. Pensaba que daban mas problemas que soluciones y que ni dioses ni almas inmortales existían.



Roxa Luxemburgo
Rosa Luxemburgo se destacó en el aspecto de la teoría política, concretamente en la teoría marxista. Nació en Polonia aunque vivió la mayor parte de su vida en Alemania donde se unió al grupo internacional que en 1916 se transformó en Liga Espartaquista, grupo marxista revolucionario, predecesor del Partido Comunista de Alemania (KPD). Junto con Karl Liebknecht fundó el periódico La Bandera Roja tras terminar la Primera Guerra Mundial, conflicto al que se opuso totalmente considerando el mismo como un «enfrentamiento entre imperialistas«. No era una conformista y a ella se deben citas como “La libertad no es nada cuando se convierte en un privilegio”.

Se unió, en contra sus deseos, a la revolución de 1919 en Berlín, que fue sofocada en poco tiempo gracias a la intervención del ejército monárquico y a los Freikorps (mercenarios nacionalistas de derecha). Cientos de personas fueron encarceladas y muchas otras entre ellas, Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht fueron torturadas y asesinadas.

Consideraba la idea de la revolución social contra la sociedad capitalista y su falta de libertad y alternativas. En su última noche antes de su muerte reafirmó su confianza en las masas, y en la inevitabilidad de la revolución. «El liderazgo ha fallado. Incluso así, el liderazgo puede y debe ser regenerado desde las masas. Las masas son el elemento decisivo, ellas son el pilar sobre el que se construirá la victoria final de la revolución. Las masas estuvieron a la altura; ellas han convertido esta derrota en una de las derrotas históricas que serán el orgullo y la fuerza del socialismo internacional. Y esto es por lo que la victoria futura surgirá de esta derrota”.

Buenaventura Durruti
Durruti representa a ese grupo de personajes que durante la Guerra Civil y antes de ella, defendieron un modelo diferente de justicia social en contraposición a los ideales liberales defendidos desde la alta burguesía que no hacían sino continuar un modelo de explotación laboral que poco cambiaba las condiciones de trabajadores y obreros con respecto a sus homólogos del siglo pasado.

En 1922 junto con Joan García Oliver y Francisco Ascaso forman el grupo «Los Solidarios» y llevaron a cabo el atraco al Banco de España de Gijón del año siguiente. A ellos también se les imputa el asesinato del cardenal Juan Soldevila y Romero, principal actor en la financiación en Aragón de grupos de asesinos de importante militantes obreros. Tras un periodo fuera de España, regresa y se integra en 1931 en un sector próximo a la FAI tomando parte en las rebeliones de de 1932 y 1933 contra la II República.

Durante la Guerra Civil, formara parte del Comité de Milicias Antifasciastas como jefe del departamento de transportes y en ese momento se integrara al frente en el bando republicano. Su primer objetivo será liberar Zaragoza, formándose para ello la conocida como Columna Durruti.
La Columna expropiaba las tierras de los terratenientes por donde pasaba mientras se colectivizaban y quedaba abolida la propiedad privada en un entorno de comunismo libertario. En noviembre de 1936 se integra en la defensa de Madrid contra la ofensiva nacional.
Durruti morirá supuestamente en una accidente provocado cuando su propio fusil, versión española del subfusil Schmeisser MP28 II, se le disparó, sin embargo otras versiones apuntan al asesinato, cometido por agentes estalinistas, puesto que muchos de sus compañeros niegan que este llevara alguna vez tal fusil.

Malcom X
Malcolm Little fue un personaje excepcional que pasó por diversas fases en su vida que le llevaron en su periodo final, a tener una visión clarividente de la realidad y de los vicios del poder.

Malcolm entró en prisión por un delito de drogas y procedía de una familia desarraigada victima de una agresiva persecución política de sus padre y de los familiares de este. Paso 6 años en prisión donde dejó las drogas y empezó a estudiar por correspondencia. Entro en contacto con miembros de la Nación del Islam (NOI), y se integró en ella. Se convirtió en Ministro Asistente del Templo de Detroit de la Nación del Islam y en 1953 cambia su nombre a Malcolm X, que el explicaba de la siguiente forma, «Al adoptar la ‘X’ uno adquiere cierto misterio, cierta posibilidad de poder a los ojos de amigos y enemigos… La ‘X’ anuncia lo que has sido y lo que serás: ex-fumador, ex-bebedor, ex-cristiano, ex-esclavo«.

Con el tiempo, Malcom se va destacando y se convierte en uno de los mejores y mas inteligentes oradores a la vez que agresivo. Era partidario de un estado independiente negro. Sin embargo, Malcom comenzó a tener problemas con la Nación del Islam. Criticado desde dentro por sus declaraciones sobre el asesinato de Kennedy se le ordena callar. Posteriormente averiguara que su respetado mentor Elijah Muhammad, ha estado mantenido relaciones con diversas mujeres casadas de la Nación del Islam, algo que trastocara su visión de él y de la organización que terminara abandonando. En marzo de 1964, fundara su propia organización, la Muslim Mosqueters y se alejara de Elijah. Mas tarde iniciará un viaje que le llevara por medio mundo musulmán, visitando incluso La Meca. A su regreso no hablará únicamente para los afroamericanos sino que su mensaje irá destinado a todos, y es que ahora se había dado cuenta de que «podría llamar hermanos míos a los hombres rubios de ojos azules«.

Al regresar, creó la “Organización de la Unidad Negro-Americana de carácter secular y sufre un ataque en su propia casa del que no se encontraron culpables. Sólo una semana después, Malcolm es asesinado de siete disparos, ante un auditorio abarrotado en la sala Audubon de Manhattan cuando sólo había comenzado su discurso. A su funeral, celebrado en el barrio de Harlem, acudirían 1500 personas.

FUENTES GRAFICAS: WikiCommons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...