¿Quién fue Richard Donner?

Richard Donner ha contribuido a la historia del cine con algunas de las películas más destacadas de los años 80 y 90.

El mundo del cine ha perdido a uno de los grandes directores del Hollywood moderno. Hablamos de Richard Donner, el genio de la carcajada sonora que todo el mundo recuerda por su amabilidad, por su carácter afable y por preocuparse de todas las personas que trabajaban con él. Era uno de esos raros casos de Hollywood en los que no había nadie que hablara mal de él y que, al mismo tiempo, conseguía crear los mejores ambientes de rodaje en sus películas.

Debido a ello, el mundo del cine ha despedido a Richard Donner con homenajes constantes, publicaciones en redes sociales donde todos han hablado maravillas de él. La lista de famosos que se han despedido de él rindiéndole tributo es interminable, desde Steven Spielberg hasta Mel Gibson o Sean Astin, sobre todo aquellos que llegaron a tener la oportunidad de trabajar a sus mandos.

Se dice de Donner que era humilde, que dejaba su ego totalmente desconectado en los rodajes, porque lo que quería era que fueran las estrellas quienes disfrutaran y dieran lo mejor de sí mismas. Así logró una trayectoria cinematográfica que pasa a la historia como una de las más destacadas, una brillante en la cual hasta la peor de sus películas resulta ser una obra imprescindible.

Richard Donner tenía 91 años. Nació el 24 de abril de 1930 en el Bronx, en Nueva York, hijo de un empresario que fabricaba muebles. Comenzó trabajando como actor, pero el director Martin Ritt le recomendó que cambiara de trabajo y se pusiera detrás de la cámara. Él mismo le contrató y le dio su primera oportunidad y, a partir de ahí, siguió rodando, sobre todo en televisión.

Su primera oportunidad en el cine llegó en el año 1961 con la película X-15, protagonizada por Charles Bronson. No fue un super éxito, pero le permitió seguir trabajando. Rodó varias películas hasta que alcanzó su primer gran estreno: La profecía, de 1976, que se convirtió en la más taquillera del año. Dos años más tarde, su siguiente película sería otro gran éxito: Superman. Logró, como muchos amigos de Donner han mencionado, que el mundo creyera que un hombre podía volar y que pareciera algo natural y realista.

En 1982 dirigió Su juguete preferido, una comedia con Richard Pryor que es realmente divertida, y en el 85 rodó Lady Halcón con Michelle Pfeiffer y Matthew Broderick. Ese mismo año también estrenó Los Goonies, que se ha convertido en una de las películas infantiles más importantes de todos los tiempos. Generaciones y generaciones se han divertido y convertido en Goonies gracias a la excelente pareja que hicieron Donner y Steven Spielberg en la creación de la película.

Los años 80 continuaron siendo una bomba para Donner. En 1987 rodó la primera entrega de Arma Letal y consiguió que esa buddy cop creara escuela en el Hollywood moderno. La pareja que formaron Mel Gibon y Danny Glover triunfó en el mundo entero y llevó a que Donner repitiera hasta tres veces más. Desgraciadamente, aunque en 2020 Richard Donner dijo que volvería del retiro para dirigir Arma Letal 5, al final no podrá ser. Y es muy probable que la película, por respeto al director, no se lleve a cabo nunca. En su momento, Donner dijo “Es la última. Es, tanto un privilegio como una responsabilidad darle final. En realidad…. ¡es emocionante! Jajaja, es la última, lo prometo”.

A finales de los 80 y los 90, Donner continuó con la saga Arma Letal, ya que cada una de sus entregas funcionaba tan bien o incluso mejor que la primera. En 1988 también dirigió Los fantasmas atacan al jefe, una versión de la clásica historia de Cuento de Navidad, en la que sacaba partido al talento del divertido Bill Murray.

En los 90 rodó otras películas que son imprescindibles y, en general, un gran entretenimiento. En 1995 fue el responsable de Asesinos, una cinta de acción en la que Sylvester Stallone se enfrentaba a Antonio Banderas en una película llena de secuencias de acción espectaculares, y en la que consiguió una muy buena sintonía entre los dos actores. Antes de acabar la década también rodó Conspiración, una de las grandes películas de Mel Gibson, y la cuarta entrega de Arma Letal, donde Jet Li se sumó al reparto en faceta de villano.

En la década del 2000, Richard Donner solo dirigió dos películas. Primero, Timeline, basada en la famosa novela de Michael Crichton, de la cual hizo una adaptación realmente buena. Además, en el film contó con el trabajo de grandes actores como Paul Walker y Gerard Butler. Y después rodó, en 2006, 16 calles, una película de acción protagonizada por Bruce Willis que tenía muy buen ritmo y en la cual conseguía conectar con ese tipo de papel que el actor hacía tan bien al estilo Jungla de Cristal.

Su retorno con Arma Letal 5 podría haber sido épico. Pero es cierto que, después de tantos años de buen servicio al cine, Richard Donner no necesitaba rodar ninguna otra película para encumbrarse como uno de los más grandes del cine.

Como decíamos, sorprende la manera en la que todo el mundo tiene buenas palabras hacia su memoria. Es un director que sacaba lo mejor de todos, que se lo pasaba bien y que creaba un buen entorno de trabajo. Todas las grandes estrellas de la pantalla aprendieron de él y se dejaron guiar por sus consejos, mientras que, al mismo tiempo, también fue capaz de cambiar vidas. Cuenta Jeff Cohen, que interpretó a Gordi en Los Goonies, que cuando vio que su carrera como actor no iba a despegar, recibió el apoyo de Donner. No solo le ayudó a tener trabajo, sino que le enseñó el camino hacia una profesión como abogado en el mundo del entretenimiento. Incluso, sin habérselo pedido, le pagó los estudios universitarios.

Ese tipo de gesto, ayudando a quienes apreciaba y no pidiendo nada a cambio, era lo que dicen que más representaba al célebre director. Su esposa, que siempre estuvo a su lado, formó con él una productora en la que invirtieron en todo tipo de películas, sobre todo en tiempos recientes en las relacionadas con las producciones de Marvel dentro de Fox. Su nombre fue responsable de producir títulos como Lobezno, X-Men o más recientemente Deadpool.

Cuando hace tiempo el Archive of American Television le preguntó cómo querría que le recordara el mundo, Richard Donner dijo lo siguiente: “Como un buen tío que vivió una vida larga, que se lo pasó bien y que siempre tuvo a esa señorita detrás de él empujándole”. También menciona, como única virtud que comenta sobre sí mismo, “Soy bastante bueno en ajustarme a unos plazos y un presupuesto”.

Algunos de los famosos que se han despedido de él incluyen Mel Gibson, Sean Austin, Steven Spielberg, Ben Stiller, Kevin Feige, Edgar Wright o Danny Glover. Los tributos continuarán en los próximos días y, en nuestro caso, lo que vamos a hacer es recurrir al streaming para disfrutar de algunas de sus películas. La maratón Donner comienza con La profecía, Superman, Superman en su versión de Richard Donner (la cual permitió disfrutar con una buena secuela y no con lo que se acabó ofreciendo al público originariamente), Los Goonies, la saga Arma Letal, Su juguete preferido, Los fantasmas atacan al jefe, Conspiración, Asesinos, Timeline y 16 calles. La diversión se encuentra más que garantizada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...