¿Qué películas son las favoritas de Steven Spielberg?

Hablamos de las 20 películas del top personal del mismísimo Steven Spielberg, entre las que se incluyen clásicos y producciones actuales por igual.

Sin ninguna duda, Steven Spielberg es uno de los directores de cine más importantes de su generación. A quienes amamos la pantalla grande nos ha entretenido de forma constante durante décadas. Sus películas se incluyen entre las más influyentes de la historia reciente del cine debido a su calidad, su factura técnica y al buen regusto que dejan después de visualizarlas una y otra vez.

Sabiendo esto, está claro que la opinión de Spielberg acerca del cine de otros directores tiene que ser muy valiosa. Así que cuando ha aparecido su lista de películas favoritas en la red, no nos hemos podido resistir a repasarla. No es frecuente que este tipo de listados se filtren, por lo que vamos a disfrutar degustando cada una de las recomendaciones del director.

Su lista, como podréis imaginar, incluye mucho cine clásico, pero también producciones actuales que, incluso en algunos casos, sorprende que estén tan alto en el top de Spielberg. Esto no hace sino reforzar la gran visión que tiene el cineasta y cómo no se trata de una de esas personas que se cierran de forma completa a todo lo que representa el cine actual.

¡Qué bello es vivir! (1946)

La película favorita de Steven Spielberg y también la de muchos otros directores, espectadores, actores y productores. Es un film que lo tiene todo y que deja ese tipo de poso que se busca en cualquier película de la que disfrutemos. La dirigió Frank Capra y tiene una duración superior a 2 horas durante las que no paramos de recibir unas vibraciones tan satisfactorias que se extienden incluso cuando la película ha terminado.

Su historia es conmovedora, una de esas aventuras de reflexión que llevan a que logremos verlo todo con otros ojos. El final es épico, de los que no se olvidan. En su tiempo, la taquilla no apoyó a la producción y resultó un fracaso a todos los niveles. Ni siquiera en los Oscar llegó a triunfar, ya que, si bien tuvo nominaciones, se quedó a las puertas de todas ellas. Pero con el tiempo se ha convertido en el clásico que todo el mundo recomienda y en el legado de Capra para las generaciones posteriores.

El padrino (1972)

La obra de Francis Ford Coppola describió a la mafia italiana de una manera tan cautivadora, que era imposible no llegar a sentir todo tipo de emociones por sus personajes, en especial por el protagonista. Si bien las tres entregas consiguieron crear un mundo único con una identidad difícil de superar, cruda, realista y contundente a partes iguales, la primera entrega fue la que marcó a los espectadores. En los años 70 comenzaba una de las trilogías más inmortales de todos los tiempos.

El cine de Spielberg no es que haya bebido del trabajo realizado por Coppola, por lo que se aprecia que se trata de una de sus elecciones y recomendaciones por gusto y sabor, por lo mucho que le impactó y le sigue impactando una de las películas de mafiosos más importantes de todos los tiempos (la más importante, en realidad).

Fantasía (1940)

Una de las experiencias cinematográficas más espectaculares de la época, la cual todavía sigue vigente en la actualidad y que gozó de una factura técnica innovadora. Cuando se habla de películas de animación que han marcado un antes y un después en la historia, esta producción de Disney siempre está en las principales recomendaciones. Las técnicas que se utilizaron, con música orquestal y el uso de colores y luces de forma totalmente llamativa, ayudaron a que se convirtiera en una de las producciones más respetadas de Disney.

Al mismo tiempo, ayudó a que Mickey, que se encontraba pasando por una bajada de popularidad, volviera a ganar fama y se convirtiera en uno de los personajes más importantes de la historia de la animación.

Dos en el cielo (1943)

Está claro qué tipo de historias le gustan a Steven Spielberg, porque no hay ninguna duda de que esta producción dirigida por Víctor Fleming tiene ciertas reminiscencias a ¡Qué bello es vivir!. La presencia de ángeles, del cielo y de temas recurrentes similares, seguro que ha llevado a que el director sienta un especial interés por el film.

Pero no hay que restar valor a una producción que marcó historia. En el caso particular de Spielberg, la película le gustó tanto que decidió hacer un remake de la misma. Se tituló Always (Para siempre) y, aunque realizó algunas modificaciones, mantuvo el espíritu de la obra original.

Guardianes de la Galaxia (2014)

Hay que reconocer que esta es la mayor sorpresa que podemos encontrar en la lista de películas favoritas de Steven Spielberg. Porque se trata de una película de Marvel, un film de los últimos 10 años que forma parte del conglomerado de producciones de superhéroes vinculadas con Los Vengadores. Es cierto que Guardianes de la Galaxia es una película totalmente distinta a las producciones de Marvel al uso, y posiblemente sea eso lo que tanto ha gustado a Spielberg.

Se trata, al mismo tiempo, de la película de superhéroes favorita de Spielberg, por lógica. Lo que le gusta al cineasta son esos personajes principales, oscuros y poco habituales, la gran cantidad de humor que tiene la cinta y cómo todo forma parte de un universo realmente bien recreado y atractivo. No se puede negar que, por ejemplo, la escena de la huida de prisión, es una de las mejores secuencias que se han visto en mucho tiempo en películas de acción.

La guerra de los mundos (1953)

La versión original de una historia que pegó fuerte y que marcó a una generación en cuanto a películas sobre extraterrestres se refiere. Byron Haskin tomó la novela de H.G. Wells y la convirtió en una película inquietante que mantenía en vilo al espectador desde el inicio hasta el final. Aunque el remake ha sido el que más se ha revisionado en los últimos años, lo cierto es que la versión original sigue siendo tan fresca como en su momento y se puede disfrutar sin ningún tipo de problema por la ausencia de tecnología o recursos de la época. Eso la sigue acercando a las nuevas generaciones por mucho que sean espectadores acostumbrados al espectáculo visual.

Psicosis (1960)

El director también tiene espacio en su lista para Alfred Hitchcock con la selección de esta película que todos hemos visto y que sigue siendo soberbia. Las sensaciones que se transmiten al espectador son inquietantes en todo momento y, aunque sepamos con claridad qué es lo que va a ocurrir y tengamos constancia de dónde se encuentra la sorpresa, no deja de ser un film que se puede revisitar con facilidad. Pasa el tiempo, pero continúa siendo una de las mejores películas de la historia, una a la que Spielberg tiene mucho aprecio.

2001: Odisea en el espacio (1968)

Steven Spielberg contó en el pasado que la primera vez que vio la película de Kubrick le produjo una “experiencia religiosa” y todavía hoy día comenta que sigue sintiendo en su piel las sensaciones que le transmitió la primera vez que la vio en el cine. También ha comentado que tanto esta obra como muchas otras de las películas de Stanley Kubrick han sido una fuerte inspiración para él y han tenido gran importancia a lo largo de su carrera.

Lawrence de Arabia (1962)

Esta película, la obra más importante del director David Lean, marcó a muchos directores y espectadores. Fue una producción espectacular que demostró cómo en los inicios de la década de los 60 se podía hacer un tipo de cine que iba mucho más allá de los límites que se creían establecidos. Spielberg reconoce que esta película fue la que le inspiró para ser director, la que le puso en movimiento en el mundo del cine y que le hizo desear dedicarse a ello.

Después de verla, quiso saber cómo se hacían las películas, cómo conseguir igualar ese tipo de magia y cómo llevarlo a cabo de una forma tan perfecta como había logrado el director británico. A partir de ese momento, las películas de Lean pasaron a influir en el trabajo y el aprendizaje de Spielberg, que no ha dudado en homenajearlo a lo largo de su carrera en multitud de ocasiones.

Intocable (2011)

La famosa película francesa que causó sensación en el mundo entero y que presenta una de esas historias emotivas y cercanas que llegan muy hasta el fondo. Se trata del tipo de producción que encaja en los gustos de un director como Spielberg y que despierta emociones muy positivas durante el metraje. Eso sí, por estar en el final del top 10, nos da la sensación de que el director todavía tiene tiempo de hacer cambios en la lista a lo largo de los próximos años y que es posible que termine saliendo de la misma cuando, muy en el futuro, hablemos de la lista definitiva de las 10 películas favoritas de Steven Spielberg.

Las siguientes 10 posiciones

Steven Spielberg tiene dificultades para elegir solo 10 películas, por lo que ha desvelado no solo las diez primeras posiciones de su top, sino también las 10 siguientes. Esto nos da una lista de 20 films con los que tenemos diversión garantizada durante días si estamos pensando en hacer una “maratón de las favoritas de Spielberg”.

Dicho esto, ¿cuáles son los demás films de la lista? En el puesto 11 nos encontramos con otra película de superhéroes: El caballero oscuro, la fantástica obra de Christopher Nolan con la que confirmó la reinvención del concepto de Batman en el cine en el año 2008. Por mucho que nos guste Michael Keaton como Batman y que la obra de Tim Burton sea muy especial y nostálgica, es imposible ignorar que este film fue absolutamente épico. Muy en buena parte gracias al papelón de Heath Ledger como Joker.

En la posición 12 se encuentra la película Los cuatrocientos golpes de François Truffaut, estrenada en 1959, a la que sigue La noche americana, de 1973 y del mismo director. En la posición 14 está Ciudadano Kane, de 1941, seguida de Capitanes intrépidos, de 1937. Hay que decir que este film es el segundo que Spielberg incluye en su lista de Víctor Fleming, del que ya habíamos mencionado antes Dos en el cielo. Se puede comprobar que Spielberg, como buen director, valora la sensibilidad que los cineastas ponen en sus obras y, sobre todo, su sello personal.

De 1946 elige Los mejores años de nuestra vida, de William Wyler, a la que sigue Centauros del desierto, película de 1956 dirigida por John Ford. Esta elección es una de las experiencias personales más placenteras de Spielberg, que reconoce que antes de comenzar la producción de cualquier nueva película siempre intenta alquilar una película dirigida por este director. Lo hace porque verlas le inspira. Le gusta la manera en la que John Ford se fija en el marco de la composición de la película y no solo en el contenido que hay dentro de ella.

La lista continúa en la posición 18 con Tootsie, de 1982, dirigida por Sydney Pollack, película que se convirtió en uno de los mayores éxitos de la época y que obtuvo todo tipo de premios. También ha sido uno de los films elegidos para ser preservados en el Registro Nacional Cinematográfico de Estados Unidos y contó con una banda sonora fantástica. A ojos de Spielberg, se han producido pocas comedias románticas tan satisfactorias como esta.

En la posición 19 está el clásico Los 7 Samuráis, de 1954, la que se puede decir que es la película japonesa más famosa de todos los tiempos y la producción que hizo que Akira Kurosawa pasara a la posteridad. El film ha sido una gran influencia para todos los directores que, en algún momento, han rodado películas de acción en las que sus personajes son muy humanos. Por último, la posición 20 la ocupa Dumbo, la versión original de 1941 con la que se sorprendió a los espectadores a través de una historia inmortal que transmitía todo tipo de sensaciones y reacciones. Con su incorporación, se puede confirmar la pasión que Spielberg siente también por la animación y, lo más importante, cómo se trata de un director que no deja de lado ningún tipo de género, sabiendo apreciar lo mejor de todos ellos en su justa medida.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...